El nuevo lujo: simpleza sin logos

El nuevo lujo: simpleza sin logos

A más de alguno le carga comprar artículos que muestren en todo su esplendor –o quizás demasiado- el logo oficial de la marca; otros, prefieren uniformarse con polerones, carteras, chalecos o cualquier prenda que muestre su valor a través del famoso dibujo, ese que separa los productos común y corrientes de los que son considerados de lujo…hasta ahora. Varios diseñadores se han puesto la camiseta por este lujo silencioso que a más de alguno le va a encantar, y que visualmente deja sin tanta contaminación el apreciar un look o combinar una tenida sin tanto problema por el choque de logotipos.

Ximena Buteler, Account Manager de WGSN, habló sobre este tema durante el primer día de “Pasarela Raíz Diseño”, en el foro TRENDSCOPE. Se refirió precisamente a que ahora los diseñadores están apuntando a nuevos giros en la manera de diferenciarse sin logotipos enormes, concentrándose muchas veces en otros detalles (interiores de una cartera de un color definido, por ejemplo) y que esto se transformará en una tendencia para el 2012. Hoy podemos encontrar algunas marcas como Bottega Veneta, que desde su creación en 1966 se diferenció por no utilizar logos –pero no precios más bajos por ello-, mientras otras marcas se suben al carril lanzando bolsos confeccionados en sólo un color, como Loewe, Akris e incluso Gucci.

En un artículo de la revista Time de septiembre del año pasado, se publicó un artículo llamado “Generation No Logo”(generación sin logos), que habla de esta tendencia que comenzó a la par con los tiempos de recesión económica y que instaba a los aun compradores de lujos a buscar productos sin accesorios llamativos y en un solo color. Esta nueva elección se expandió a otras áreas, convirtiendo los bolsos de empaque y cajas de tiendas como Net-A-Porter en elementos sin logos, punto que también tocó Buteler durante su exposición. Además, hay todo un tema de diferenciación tras esto: los compradores de productos de diseñadores prefieren aquellos que no muestran logos y que los reemplazan por detalles que sólo los conocedores de la moda podrían nombrar, consiguiendo así distanciarse de la mayoría de quienes consumen productos de lujo, quienes esperan que sean visibles y que demuestren, de paso, que pueden comprarlos, todo al estilo nuevo rico o modelo de discotheque.

Comentarios

También te puede interesar

Deja una respuesta