Prendas Emblemáticas: la minifalda

Prendas Emblemáticas: la minifalda

A través de nuestro concurso “Danos tu opinión y participa por un Hoody Le Coq” pudimos conocer los temas de los que quieren saber un poco más, es por eso que hoy comenzamos a interiorizarnos en sus propuestas. Empezaremos con algo que nos propuso uno de los 3 ganadores, “Cabeza de Cartón” mencionó en una de sus 3 ideas que hablaramos, en sus palabras de: “Las prendas que han marcado un antes y un después o han revolucionado al mundo de la moda”, es por eso que hoy partimos con una de las prendas que revolucionó el clóset femenino en los 60: la minifalda.

¿Cómo llego la minifalda a ser parte normal de nuestros armarios? Bueno, fue el 10 de Julio de 1964 cuando la diseñadora británica Mary Quant la propuso en el desfile en el que presentó su colección primavera verano, en ese momento se convirtió en una bandera de batalla de la liberación sexual femenina por lo que, por supuesto, genero controversia dando pie a opiniones que decían que esta nueva prenda era provocadora y lujuriosa, pero Quant no se rindió y eligió a la modelo que rompió con los cánones de bellezas establecidos hasta el momento, la delgada Twiggy, para ser la figura ícono de esta nueva prenda que después dio paso al lanzamiento de los hotpants.

Mary Quant

La minifalda se suma a una época en que la vibra la formaban The Beatles y los hippies con el emblema “haz el amor y no la guerra”, era este un buen momento para la aparición de un elemento emblemático en la indumentaria que se volvería símbolo crucial de los clóset femeninos hasta el día de hoy. Su aparición en Vogue, la fama que le dio Twiggy y todas las celebridades que la utilizaron dieron el empuje para que la minifalda se popularizara de manera general. ¿Tú tienes alguna?, ¿Te gustan?, ¿Te sientes cómoda o incómoda con su largo?, ¿Genera muchas miradas?

Por ahí dicen que la regla es que la prenda llegue al menos 20 cms sobre la rodilla o de manera más general que al menos deje ver la mitad del muslo, Quant la diseño con la firme convicción de que “En esos años las mujeres querían ser libres” y hoy en día comenta que “Hoy, cada cual lleva lo que quiere, donde quiere y como quiere. Y eso me pone muy feliz”.

Comentarios

También te puede interesar

Deja una respuesta