“Greasers” y “Preppies”, el modo del vestuario en los años 50’s

“Greasers” y “Preppies”, el modo del vestuario en los años 50’s

Retomando la Historia del Vestuario de los años 50’s, esta década es considerada de gran trascendencia, ya que anteriormente a ella los (as) jóvenes solían vestir de modo exactamente igual a sus padres, sin lograr decir a través del revestimiento de sus intereses o edad. Pero es en este período que los adolescentes se atrevieron e inspirados en personajes del espectáculo como Marlon Brando, Elvis Presley y los Beatles, comenzaron a diferenciarse (observándose con fuerza la influencia del ámbito del cine y la música en el vestuario).

Existían dos modos a seguir: los “Greasers” y los “Preppies”. Los “Greasers” eran una subcultura de clase obrera originaria de los años 50’s entre las bandas de jóvenes del Este y el Sur de los Estados Unidos; usaban chaquetas o cazadoras de cuero y jeans, emulando el look Marlon Brando en el film “The Wild One” (1953) o el de James Dean en “Rebelde sin causa” (1955). El estilo “Greaser” fue imitado más adelante por muchos jóvenes sin pertenencia a estas bandas como expresión de rebeldía.

-Origen del nombre: Proviene del pelo peinado hacia atrás con gomina, cera, aceite de oliva o aceite mineral.

-Actividad: Muchos de los primeros “Greasers” trabajaban en bombas de bencina y talleres automotrices o de motocicletas.

-Proyección: El término reaparece en los 70’s en un contexto de revival de la cultura popular norteamericana de los años 50’s y el estilo “Rockabilly”.

Aunque la subcultura greaser fue un fenómeno netamente estadounidense, existen manifestaciones en Inglaterra: el equivalente británico de los 50’s eran los “Teddy Boys” y los “Ton-up boys” y su símil en los años 60’s era la subcultura “Rocker”.

La palabra “Preppies” alude a todo aquel asistente a la Preparatoria y, en este caso en particular, a aquellas de carácter privado. Características de este grupo son: el vocabulario, el acento, gestos, la etiqueta y la vestimenta, donde las mujeres por ejemplo, usaban colores pasteles, polleras a la rodilla, cárdigans, apliques en la ropa y, casi siempre, flequillo. Se le asocia a las familias de clase media alta de los Estados Unidos, caracterizado en películas como “Sixteen Candles” (1984) y “El Club de los cinco” (1985) como superficiales, que se ocupan principalmente de asuntos extrínsecos: popularidad, aspecto físico y posesiones materiales. Entre los deportes más comunes de los “Preppies” se destacan: bádminton, esquí, esgrima, polo, tiro, tenis, golf, hockey, vela, rugby, críquet y los deportes ecuestres, todos los cuales determinaron el modo de su vestuario. Hoy algunas marcas de ropa (que no serán nombradas, pero ustedes sin duda sabrán cuáles son), basan sus diseños en esta tendencia.

Ambos modos pueden ser observados en lo estético-formal y en parte de su contexto social, en la película “Grease” (1978), en la cual John Travolta era un “Greaser” y Oliva Newton John, una “Preppie”.

Este fenómeno de diferenciación masiva podría calificarse como el inicio de la individualización en el vestuario y, como no, de lo que hoy son las “tribus urbanas” y sus símiles.

Comentarios

También te puede interesar

Deja una respuesta