Historia y significado del color: Blanco

Historia y significado del color: Blanco

Científicamente, el color ha sido definido como una percepción visual generada en el cerebro al interpretar las señales nerviosas que le envían los fotorreceptores de la retina al ojo, como un fenómeno físico-químico asociado a las múltiples combinaciones de la luz, o a través de las llamadas ondas electromagnéticas. Sin duda, todo es cierto. Pero, ¿cómo nos relacionamos los seres humanos con el color? ¿Puede el uso de un color determinado influir en nuestro de ánimo o provocar cambios energéticos?

En VLC hicimos una breve investigación sobre la Historia del color: de dónde vienen, su simbolismo o en qué nos inciden, son algunas de las preguntas que queremos responder. Hoy, comenzamos con aquel que, según la ciencia, reúne a todos los demás colores: el blanco.

El término blanco viene del alemán “blank”, palabra que usaban los germanos para referirse a sus caballos más claros. Esta, a su vez, derivó en “blancus”, proveniente del latín tardío. Se trata de un color que, durante siglos, ha encarnado simbolismos que atraviesan casi de modo homogéneo a todas las culturas. Así, por ejemplo, tanto Occidente como Oriente lo han relacionado a conceptos como lo absoluto, la unidad, la inocencia, la paz y pureza.

Asimismo, el blanco se vincula al signo zodiacal Cáncer (emocional, cariñoso y protector) y al día lunes. Representa, también, la buena economía, la previsión y la tendencia al ahorro; incentiva el desarrollo de la clarividencia; fortalece las relaciones afectivas. Además, se cree que tiene el poder de purificar el organismo general, haciendo hincapié en el estómago y por lo tanto, favoreciendo el embarazo, los partos o incluso, la lactancia.

Llevar blanco, entonces, aporta a la paz y al confort, ya que alivia la ansiedad o las sensaciones de bajo nivel emocional, ayudando a limpiar y aclarar los sentimientos, la mente y el espíritu. El blanco es un color que colabora a la meditación y limpieza del aura, sin embargo, su uso excesivo o cuando no es necesario, nos puede hacer sentir solos y fríos, debido a que éste crea distancia entre las personas.

Comentarios

También te puede interesar

Deja una respuesta