Samantha Cameron: Primera dama a colores

Samantha Cameron: Primera dama a colores

¿Se imaginan que en nuestro país existiera una Primera Dama que pase por encima de actrices y cantantes para ganar un premio a la Mejor Vestida? Bueno, eso es lo que pasó cuando la revista Vanity Fair reveló su lista de los Mejores Vestidos del 2010 en agosto, y un nombre un poco desconocido para nosotros apareció por encima incluso del de Carla Bruni: Samantha Cameron.

Cameron es la esposa del Primer Ministro y líder del Partido Conservador británico, David Cameron. Y al contrario de la mayoría de las mujeres en ese medio, su estilo no es el de trajes sastres en gris o negro; ha cultivado un look que poco tiene que ver con la estricta seriedad de su orientación política, ayudando incluso a modernizar la imagen de los conservadores, al aparecer en reuniones públicas con vestidos que compra en tiendas por departamento o con mezclas que varían entre el mod, el boho chic y lo floral, siempre con elegancia y buen gusto. Claro que también aprovecha su poder adquisitivo para vestir de Erdem, Burberry o Phillip Lim, sus favoritos, y siempre asiste a sus desfiles.

Samantha ha demostrado que a pesar de su puesto en la actualidad, no es necesario ponerse tacos y cubrirse completamente para lograr el respeto de sus pares, de su país e incluso los críticos de moda. En ocasiones ha aparecido combinando vestidos o faldas con zapatillas Converse, y a diferencia de sus pares bien vestidas, Carla Bruni y Michelle Obama, no siempre anda de diseñadores por la vida. Quizás eso es lo que más le ha llamado la atención a los especialistas, quienes no dudan en posicionarla entre sus favoritas. Y no se trata tampoco que sea toda una innovadora en el tema, pues sus combinaciones son muy simples; pero Cameron ha sacado partido a la simpleza, logrando acomodar un estilo colorido, coqueto y elegante, con los accesorios correctos. Ojalá algunas primeras damas o mandatarias la tomaran como ejemplo.

Comentarios

También te puede interesar

Deja una respuesta