Look Lencería: ¿Si o no?

Look Lencería: ¿Si o no?

Nunca pensé que lo diría, pero, en estos momentos, el look lencero, al menos en mi temporada Primavera-verano 2011, está tendiendo a ser un sí. Cosa curiosa por lo demás, porque me acuerdo que cuando lo ví por primera vez en mi vida fashion-consciente (a fines de los noventa, cuando se usaba en colores pastel brillantes con vestidos Baby Doll) dije que jamás lo ocuparía. Y aqui estamos, diez años después, rogando por encontrar el vestido-de-inspiración-lencera-perfecto.

Como todos sabemos, esta tendencia va y vuelve con relativa frecuencia y poco tiene de nueva. La pionera del look fue Vivienne Westwood en pleno apogeo del punk al ser la primera en imponer el sostén por sobre la ropa. Luego Madonna y Jean Paul Gaultier marcaron la época del Blonde Ambition Tour con el célebre body-sostén de conos: Después, en los noventa y largos se mezcló con los colores del espacio y pasteles en versión naif. Las chicas grunge los mezclaban con rouge corrido y bototos, y, durante los dosmiles, seguimos viendo varias muestras de lencería usada como ropa en góticas y chicas cercanas a las tendencias venidas de Oriente (de hecho, vi chicas con ligas en el Parque Forestal mucho antes que a Taylor Momsen se le ocurriera).

Por suerte, ésta vuelta del look lencero no es necesariamente estricta. O sea, podemos tomar pequeñas cuotas de la tendencia, no salir a la calle vestida como bailarina de Burlesque y aún así aprovechar la femineidad y sex appeal del look lencero. Bastan algunas pequeñas compras. Para aquellas que les atrae la tendencia, pero que tampoco quieren terminar presas por ofensas a la moral, acá van algunas ideas probadas y pre-aprobadas. Atención:

El top lencero de satén: Uno de los clásicos máximos del look es el top de inspiración lencería. En mi caso, prefiero aquellos que son de colores no necesariamente ligados a la ropa interior ( el blanco estaría prohibido) y preferentemente, combinado con telas estructuradas, fuertes y más bien masculinas, como un traje o a una chaqueta satre. El denim también es buen agregado.

El encaje: Una de las tendencias más fuertes de este año ha sido el encaje, y, para aquellas que siempre se sintieron atraídas, pero nunca supieron si era adecuado, este es el año de sus vidas. El encaje hoy se ocupa en todo: Poleras, panties, vestidos enteros, y combinado con casi casi todo (denim, tejidos, algodón, estampados). Lo unico que recomiendo es mantenerlo en tonos tranquilos, como el blanco, negro y nude, ya que mientras más estridente el color, más difícil es salir bien parada. Y siempre , siempre, usar solo UNA prenda de encaje a la vez.

Calcetines Largos: A pesar de que lo encuentro muy bonito en una editorial de moda, creo que es casi imposible usar en el dia a dia la tendencia de las ligas visibles (foto arriba). Sin embargo, como Ya lo decía Andrea, los calcetines largos dan la misma sensación entre sexy e inocente y es una de las formas más fáciles de adquirir el look underwear. Para aquellas que sienten que la idea de usar ligas en la calle es Too much (como yo y todas las personas que conozco aunque las chicas de Hollywood amen la tendencia) , ésta es la forma más real e inmediata de alcanzar el look. Se recomienda en piernas largas y preferentemente flacas, eso si.

Accesorios: Si nada de lo anterior cierra 100%, aún hay remedio para seguir la tendencia: Usar el look lencero en accesorios, como pañuelos, zapatos, etc. En este caso, cualquier cosa que mezcle encaje y satín funcionará a la perfección y la ventaja es que no hay que preocuparse tanto como en los demás casos por parecer desnuda. En todo caso, recomiendo usar una sola prenda y mantener lo demás tranquilo y relax. Mucha Suerte!

Comentarios

También te puede interesar

Deja una respuesta