Lauren Bacall, la más elegante de todas ellas

Lauren Bacall, la más elegante de todas ellas

Retomando la década del 50 en las entregas sobre historia del vestuario, luego de tocar algo sobre la historia del textil en Chile con motivo de Fiestas Patrias, me he reencontrado con una mujer extraordinaria, cuya historia es deliciosamente interesante. Su verdadero nombre es Betty Joan Perske y nace un 16 de Septiembre de 1924 en Nueva York.

De ascendencia judía, creció en Manhattan junto a su madre, quien la incentivó a tomar clases de danza en la niñez, acercándola así al ámbito de las artes escénicas. A los 15 años ingresa a la Academia Americana de Artes Dramáticas, la cual en un momento debe dejar por falta de dinero. Y aquí viene lo notable: para costearse los estudios trabajó como acomodadora en un cine y como modelo en revistas de la época (ya que medía solo 1,69 m.), hasta que a los 17 años apareció en la portada de la prestigiosa revista de moda, Harper´s Bazar, la cual removió al director Howard Hawks quien la buscó para luego incluirla en un elenco junto al consagrado actor Humphrey Bogart en el film “To have and have not”, que la expuso en el ámbito actoral inaugurando así el año 1944 lo que haría el resto de su vida. Esta relación entre el medio cinematográfico y aquellos en torno al vestuario, donde uno potencia o determina al otro, hace su aparición con fuerza en esta década del siglo XX, la que sin duda se mantiene hasta el día de hoy.

Es en los comienzos de su desempeño como actriz, que se autobautiza como Lauren Bacall. En medio del primer rodaje se enamora de su compañero de labor veinticinco años mayor, Humphrey Bogart, y luego de dieciocho meses contraen matrimonio, del cual nacen dos hijos. En 1957 él muere a causa de un cáncer. Durante este período participa en los films “The Big Sleep” (1946), “Dark Passage” (1947), “Key Largo” (1948), “How to Marry a Millionaire” (1953), donde actúa junto a Marilyn Monroe y “Written on the Wind” (1956) donde trabaja con Rock Hudson, super galán ícono de las películas del 50. Lauren Bacall ha sido una de las grandes señoras del cine negro, con un encanto indiscutible en su hacer como actriz, que marcó el género con su presencia. Rápidamente se le identificó con el sobrenombre de “La mirada” (The look) y su modo y prestancia fueron catalogados como referencia estilística, representando un tipo de mujer que suscita la admiración más que el deseo: ella constituyó en la década de los 50 un nuevo patrón de la belleza femenina, basado en su potentísima elegancia.

Constate usted mismo, en el siguiente video:

Comentarios

También te puede interesar

Deja una respuesta