Pablo Montt, fotógrafo de moda chileno

Pablo Montt, fotógrafo de moda chileno

Pablo Montt, fotógrafo publicitario de 27 años es santiaguino, pero fue adoptado desde su niñez por la ciudad de Temuco. Recuerda que cuando tenía alrededor de 9 años, un verano pasaron por su casa en Temuco un tío con su familia que iban de vacaciones a Chiloé. Hoy recuerda esa visita, como el inicio de su interés por la fotografía, pues su tío llevaba su nueva cámara, una Zenit que lo deslumbró.

¿Qué te llamó la atención de la cámara?

No fue la cámara propiamente tal, sino la posibilidad de hacer “click” y guardar a la persona y que no envejeciera, mantener vivo el momento.

¿Y qué pasó a partir del descubrimiento?

No me pasaron cosas “al tiro”, pero me quedó la inquietud y comencé a jugar con una cámara que tenía mi mamá; se la pedía y sacaba fotos a todo. Pero no pasó a mayores, me olvidé de la fotografía hasta que en tercero medio entré a un electivo de fotografía, donde me enseñaron técnicas básicas y comencé a experimentar, ir más allá de lo que me habían enseñado.

Nos comenta que más allá de ese período escolar no se acercó nuevamente a la fotografía hasta los 22 años, cuando un amigo se compró su cámara pocket volviéndose a acercar a la fotografía, pasando a tener su primera cámara a los 23 años, “una Canon Rebel XT que conservo hasta hoy”.

“Partí experimentando con paisajes, específicamente trenes, y haciendo mil cosas, pues la cámara era muy profesional para mí”, nos comenta emocionado. Luego de los paisajes vinieron los retratos a sus cercanos, para pasar a tomar la decisión de viajar a Santiago a estudiar fotografía.

Pablo nos comenta que se orientó a la Fotografía Publicitaría, a pesar que su interés inicial era Fotografía Profesional, pero al investigar en las materias optó por la primera pues “tenía un fuerte contenido técnico y daba la libertad que a partir de ese manejo técnico, cada uno definiera su visión estética de las composiciones”.

Hoy Pablo Montt se encuentra fuertemente vinculado a la fotografía de moda, a la que llegó azarosamente. Recuerda que debía presentar un examen en la carrera y debía tomar un tema en específico para desarrollarlo durante todo el semestre; y optó por “moda” porque nadie estaba trabajando en esa línea y no quería hacer lo que hacía el resto. Decisión que hoy varias diseñadoras y diseñadores agradecen.

Nos comenta Pablo que la motivación para realizar fotografías la obtiene de las ganas de abstraerse de lugares y situaciones, por lo mismo reconoce como características de sus fotografías cierto movimiento y desarraigo; lo que sin duda le imprime un grado de frescura y dinamismo a su trabajo.

Algunas personas consideran que la fotografía de moda peca de predecible ¿Qué opinas tú al respecto?

Al decir “de moda”, podemos decir que es predecible pues por algo se etiqueta de esa manera, como “de moda” y en general las personas ven éste tipo de fotografía, para reconocer prendas o tendencias. Pero dentro de esa etiqueta, la diferencia la hace el sello del fotógrafo, su impronta; el sello de autor está en cada uno, transmitiendo el mensaje que desea entregar por medio del producto con el que trabaja. No olvidando tampoco, lo que el diseñador del producto pensó transmitir con su creación.

Las ediciones latinoamericanas de las revistas internacionales de moda suelen incluir poco material nacional ¿Qué opinión te merece eso?, ¿Se gana algo comprando una Vogue local?

El que incluyan poco material se justifica pues hace 15 años no existía un sello de diseño nacional muy marcado. Por lo que se tomaba como referencia Sao Paulo, dentro de la región. Hoy ya hay más vanguardia y diseño nacional, aunque aún no marcamos una tendencia. En la generación actual hay más diversificación y las distintas plataformas comunicacionales ayudan a transmitir la información y lo que se hace. Por lo mismo, nos permiten acceder a fotografías y tendencias en forma más expedita y actualizada que cualquier otro medio impreso.

La fotografía de moda suele requerir de mucha producción, coincides entonces con Alejandro Pradera en que “Una buena fotografía casi nunca se hace por azar”?

Coincido, pues un fotógrafo, independiente de la línea editorial que tenga (periodística, publicitaria o de autor), siempre va a querer lograr transmitir algo por medio de la fotografía, por lo que buscará componer la fotografía de modo tal de entregar su mensaje o generar algo en el observador.

Algunos fotógrafos focalizan su atención en el concepto inicial, otros en el momento mismo en que captan la imagen y otros en el tratamiento posterior a la toma de la fotografía, ¿En qué etapa del proceso imprime Pablo Montt su sello personal?

Debido al trabajo que realizo, fotos publicitarias, centro mi atención en el concepto y mensaje que deseo transmitir. Esto lo hago haciendo un story board, que es un dibujo inicial de la imagen final a lograr. Para fotografías de autor me centro en el momento, produzco todo en mi mente antes de hacer click, reconozco en mi cabeza la idea que quiero transmitir y hago la fotografía; ahora por lo general las fotografías de autor se relacionan con un proyecto que se viene trabajando con anterioridad; en mi caso desde hace un par de años estoy con un proyecto personal relacionado con la historia de los trenes.

¿Eso significa que en el futuro próximo tendremos una exposición de Pablo Montt?

Es el objetivo, por lo mismo cuando tenga novedades, espero que podamos volver a conversar.

Comentarios

También te puede interesar

Deja una respuesta