El rol del vestuario en “Big Little Lies”

El rol del vestuario en “Big Little Lies”

1280_nicole_kidman_shailene_woodley_reesewitherspoon_big_little_lies_premiere

Cinco mujeres con distintas personalidades, antecedentes, problemas y estilo, viven en un mismo lugar donde la playa y el mar simbolizan la fuerza que mantienen encerrada y que en algún momento explota. “Big Little Lies”, la miniserie creada por Jean-Marc Vallée y emitida por HBO durante siete domingos, dejó muchos adictos a su historia y la intensidad de cada personaje, los cuales rara vez destacan a la mujer más allá de los clichés que puedan tener la riqueza, el dolor o cualquiera de las situaciones que viven, donde también el vestuario es un complemento perfecto para ellas.

34CE39DB00000578-3619204-image-a-44_1464760721669 22-little-big-lies.nocrop.w710.h2147483647 big-little-lies-celeste

La historia que está adaptada del libro del año 2014, sigue a Madeline Mackenzie (Reese Whiterspoon), una fuerte figura de la escuela pública donde asiste su hija en Monterey, una de las estudiantes más populares. Madeline está casada con su segundo marido (Adam Scott), es amiga de Celeste Wright (Nicole Kidman), casada con un hombre más joven (Alexander Skarsgard), con quien tiene dos hijos por los que dejó su carrera de abogada. A Monterey llega pronto Jane Chapman (Shailene Woodley) y su hijo Ziggy, quien comienza a tener conflictos en la escuela luego que la hija de Renata Klein (Laura Dern) acusara a Ziggy de agresión. A la escena se suma la nueva esposa del ex de Madeline, la relajada y hippie Bonnie (Zoe Kravitz), quien es más joven que el resto. Ante estos antecedentes, lo primero que salta a la vista es la constante competencia por transformarse en una figura perfecta en un espacio donde cada paso es público más que privado y donde la envidia está siempre presente. Aunque claro, eso nunca deja de pasar en cualquier otro ambiente que muestre la realidad.

03-big-little-lies-therapy.w710.h473 BIG_ending_adjust big_little_lies_shailene

Bajo estos antecedentes, está claro que el estatus es un fuerte componente de la historia y eso se refleja a través de dos aristas: aquel asociado la riqueza propia de los personajes y su nivel de vida –casas maravillosas, clósets de diseñador-, aunque por otra parte vemos también el estatus que refleja el poder que puede tener cada personaje, en su mundo o también por sobre los demás. Mientras Madeline lleva pantalones, blazers y blusas con lazo, Celeste está siempre de punta en blanco con ayuda de vestidos largos y vaporosos, los cuales también se ajustan para recordar la envidiable figura que mantiene. Por otra parte, Renata es quizás quien está más consciente de la ropa como herramienta de poder: con un cargo como CEO de una importante empresa, a menudo se le ve reclamando contra los susurros que produce su envidiable vida, especialmente en el resto de las mujeres y lo que implica la responsabilidad de su rol. A ella la vemos vestida, por ejemplo, de Stella McCartney. Jane es la más sencilla de todas; es joven, parece fuera de lugar si la analizamos estéticamente, pero guarda un secreto que importa mucho más que un jeans y un abrigo negro. Bonnie, el personaje más relajado, podría insinuar que no tiene relación con el vestuario de la misma manera que el resto, pero el poder que ella ejerce a través del mismo es el de una herramienta sensual. No a través de la obviedad destapada que abunda en el mundo de las historias, sino ocupando su cuerpo como herramienta para llevar una vida sana, practicar yoga y otras clases y con ello, despierta el deseo de todos los hombres de Monterey (recordar la escena del baile en el cumpleaños de los Klein). Y con ello, el vestuario es una pieza perfecta más en este mundo, el cual dejó una huella que para muchos merece otra temporada pero para la mayoría, culminó de una manera justa.

living-the-dream-big-little-lies-1_wmwk 15224834_big-little-lies-director-jean-marc-vall233_84f0c0b2_m bonnie_bll_galore_mag

Fotos: Zimbio, DailyMail.

 

 

Comentarios
Amelie
Amelie
Tendencias, actualidad, historia y más.

También te puede interesar

Deja una respuesta