¿Qué se necesita para ser diseñador de Alta Costura?

¿Qué se necesita para ser diseñador de Alta Costura?

Uno de los trabajos soñados de cualquier Diseñador de Vestuario es convertirse en Director Creativo de alguna de las casas más tradicionales de todas. La admiración que sentimos hacia figuras que sentaron la base del diseño no solo se limita a quienes conocen de moda, pero si hablamos de nombres específicos, no es coincidencia que Cristobal Balenciaga, Christian Dior e Yves Saint Laurent, por nombrar solo algunos, sean los favoritos y quienes formaron además casas que hasta el día de hoy sobreviven. Por eso queremos saber, ¿qué se necesita para convertirse en Director Creativo de alguna de estas marcas?

Si todo sale bien, la suerte está del lado del diseñador y por supuesto, construye una carrera armoniosa, que emite ruidos positivos en la industria y además mantiene contactos necesarios, no será tan difícil llegar a ese ansiado objetivo. Pero desmenuzando la actividad desde que se comienza a estudiar, el Director Creativo de Alta Costura debe primero, por supuesto, dominar fuertemente el arte de construir prendas bajo cualquiera de sus técnicas. Aunque en el pasado el estudiar de manera formal no era algo muy marcado, hoy es imprescindible el pasar por una carrera, llegar incluso a un post grado (Master of Arts en Saint Martins es uno de ellos), e involucrarse fuertemente con trabajos de Asistencia y Prácticas desde el comienzo. Mantenerse en casas igualmente tradicionales, al mando de grandes nombres y conociendo lo que es el trabajo en equipo, no solo es algo que todos deberían vivir, sino también uno de los principales requerimientos formales de cualquier diseñador que quiera ser líder de una marca, sin importar si es Alta Costura o Pre-a-Porter.

j5_MOVjh0fK83WmLRBfhHUMcld0

Por otra parte, si desmenuzamos aquellos talentos y habilidades técnicas, tenemos por un lado el saber construir una pieza desde cero con sus propias manos, pese a que más adelante, si todo sale bien, el Director Creativo solo dirige los talleres y da forma en papel a una colección. Drapeados, cortes de telas, manejo de los distintos tipos de materia prima y jugar empujando las barreras de la imaginación es imprescindible, al igual que otro elemento que siempre es bienvenido: conocer el pasado de la moda en todo su esplendor. Hablar de diseñadores, trabajos y hasta colecciones específicas no solo deja una buena impresión, sino también demuestra respeto por quienes construyeron la tradición y además, es un aliciente a tratar de cambiarla de acuerdo a la identidad de cada uno, sin necesidad de copiar. Las copias hoy en día son un recurso altamente utilizado, no por eso no despreciado y considerado facilista. La originalidad viene de la mano de atreverse cuando la base es fuerte y además, de conocer lo existente. La seguridad que provoca lo anterior permite explorar la esencia propia, algo que por supuesto se da en su mayoría en la universidad, aunque no por ello deja de existir en el futuro. Conocer el cliente, saber cómo sorprenderlo de buena manera, es también un elemento clave, aun cuando la presión por el factor económico está más presente que nunca. Y por supuesto, mirar y mirar muchos estilos distintos de pasarelas, apreciando la construcción de otros. La tecnología, como se da en el caso de Iris Van Herpen o la modernidad mezclada con el pasado, como lo hace Demna Gvasalia hoy, son algunos elementos que también se unen a los requerimientos, los cuales se ven aun más empapados de fuerza con la unión de arte, cine, música y la observación de estas áreas para incorporar un concepto fuerte en cada colección.

Cristóbal-Balenciaga-Haute-Couture-Fall-1958-©Balenciaga-Archives-Paris-Studio-Kublin-1024x1287-796x1000

Fotos: Yahoo, WWD.

Comentarios
Andrea Martínez Maugard
Andrea Martínez Maugard
Periodista y Magister en Comunicaciones. Creadora de Martirio's Way, un blog donde une la moda, la música y el cine, temas que mezcla de vez en cuando a través de sus posts en Viste la Calle.

También te puede interesar

Deja una respuesta