Los futbolistas y la moda, esa ostentosa relación

Los futbolistas y la moda, esa ostentosa relación

Si cualquiera de nosotros tuviéramos la oportunidad de hacer lo que nos gusta pagado en millones dólares además de viajar por el mundo, no aprovecharíamos de gastar la plata en cosas que jamás podríamos tener en nuestra vida común y corriente, con sueldos comunes y corrientes? Bueno, esa es la premisa que vemos sostenidamente en aquellas figuras del mundo del espectáculo y sobre todo, deportes, cuando aparecen con sus autos Ferrari, sus lentes D&G y cuanto lujo exista fuera de nuestro alcance.

A nivel internacional, de a poco las figuras del fútbol se han visto convertidas en verdaderos modelos; al principio, algunos como David Beckham o Christiano Ronaldo llamaron la atención por la particularidad de sus atuendos, que fuera de ser del gusto masivo afirma que tienen su estilo propio. A partir de la fama del jugador inglés, que iba más allá de sus capacidades deportivas, los jugadores del mundo y en especial los nuestros, se sintieron inspirados para seguir un modelo donde los buzos Adidas o Nike fueron relegados del guardarropa, y apareció la “logomanía” que tantas veces se repite en las imágenes. Armani Exchange subió su popularidad, Louis Vuitton vendió bolsos y maletas de viaje como nunca y los accesorios se hicieron cada vez más presentes. Todo se convirtió en un prototipo del jugador exitoso: si eres capaz de conseguir grandes triunfos en la cancha y millones en el banco, entonces la regla es utilizar el uniforme de rigor que muestra en grandes letras la marca de la polera, del lente de sol, de la maleta…

…Y aun cuando el gusto por la moda de ciertos personajes sea cuestionable, cada vez más son los que comenzaron a posar para revistas o convertirse en rostro de diseñadores (en su mayoría modelando ropa interior): Beckham y Ronaldo lo hacen para Armani, Freddie Ljundberg (ex Arsenal, West Ham) lo hizo para Calvin Klein, varios jugadores italianos posaron recientemente para la campaña 2010 de D&G y a menor escala, nuestro Zamorano apareció en la campaña de una multitienda con su esposa, con ese particular estilo capilar que tantas críticas ha generado.

Y en cuanto a revistas, Vanity Fair y Vogue han reunido a modelos con futbolistas para potenciar la originalidad de sus editoriales. Christiano Ronaldo peloteaba al lado de Daria Werbowy el 2007 y aparece hoy en la portada de Vanity Fair (en ropa interior, por supuesto), mientras Zinedine Zidane engalana la portada de Vogue Hommes de junio o Patrice Evra aparece en una extensa editorial de L’Uommo Vogue con varios otros jugadores. En fin, será que el nivel de superestrellas que alcanzan con sus maniobras peloteras justificará el ser potenciados como fashion icons? Se que la evolución estilística entre los jugadores de los ’70 y los actuales ha sido enorme (han pasado de hippies con grandes peinados como Valderrama a metrosexuales bien cuidados), pero será como para imitarlos a tal nivel? Por lo menos, después de revisar los episodios de “Nacidos para ganar” de Canal 13, me quedó claro que el más estiloso lejos es Alexis Sánchez. Un trench oscuro y una simple polera polo se ven mucho más estilosos que cualquier logo gigante estampado con letras doradas.

Comentarios

También te puede interesar

Deja una respuesta