Dior Resort 2011: All the sixties ladies!

Dior Resort 2011: All the sixties ladies!

Con la muerte de Alexander McQueen y los irregulares sentimientos que me produce Don Karl colección tras colección, personalmente creo que los desfiles más esperados por todos, temporada tras temporada debieran ser…los de Dior (por supuesto). Esta vez, Galliano optó por mostrar su nueva colección en la que parece ser la nueva capital del mundo: Shangai, con un staff de más de 70 personas, 500 invitados y con 50 modelos. ¿Y la ropa? Como sacada de la cabeza de una adolescente en 1967 (en el buen sentido, eso si.)

La inspiración: Definitivamente, los sesenta como inspiración parecen no llegar nunca a su fin. Sin duda, la década en si es una fuente inagotable de colores,  combinaciones y formas , pero  se hecha de menos alguna vuelta de tuerca que nos sacuda un poco, sobre todo en estos tiempos de uniformización tan extrema (a ti te hablo, Balmain).También, debemos tomar en cuenta que elegir a la década de la juventud como inspiración no es mero  romanticismo por parte de Galliano, sino más bien una jugada astuta por parte de la casa Dior, quien actualmente está tratando de dirigirse a públicos mucho más jóvenes.

Quizás esta colección no me parezca no muy novedosa, pero aún asi, no se puede negar que de principio a fin, está llena de cosas extraordinarias y bellas, sobre todo en la primera parte. Desde el impermeable rayado marinero inspirado seguramente por Jean Seberg, hasta los experimentos más Barbie-Prom del final del desfile, todo derrocha el espíritu Dior . El uso del rosado y del lila, y de los colores suaves en general fueron protagonistas de la colección, así como el uso de encajes y corsetería que quita inocencia de los vestidos y nos recuerda que Galliano siempre encuentra una forma de que haya algo de maldad. Tambien, hubo algunas prendas que me recordaron la colección de septiembre pasado de Christopher Kane en el LFW, en las que esa dualidad está siempre presente.  Menos comunes, pero importantes, fueron los guiños masculinos, los pantalones Capri, y la inspiración marinera en general.

Los destacados: Mis absolutos impresindibles de la colección fueron aquellas prendas que, sin ser grandes descubrimientos del diseño de modas, lograban dar una vuelta actual al referente, tal como los vestidos de cocktail muy cortos y  vaporosos, los abrigos de inspiración Mod, y , aunque no sean de mi gusto personal, los vestidos de noche en colores pasteles, que de seguro definirán esta colección para la posteridad.

Las chicas: Partiendo por la favorita de todos Karlie Kloss (quien este año, según los expertos, terminará de convertirse en la supermodelo del mundo) y un puñado de caras ultra conocidas por todos (como Magdalena Fracowiack, Maryna Linchuk y las demás europeas del Este)  el fuerte de este desfile fue la gran cantidad de modelos asiáticas presentes, lo que aportó significativamente al concepto detrás de la colección. ¿O hay algo más juvenil que una modelo asiática adolescente? Yo creo que no.

Les dejo el video del desfile, a ver que les parece:

Comentarios

También te puede interesar

Deja una respuesta