La calidad en la moda independiente

La calidad en la moda independiente

54331

Foto Taller de Gabriela Farías. Por Carmen Paz Figueroa, La Tercera

Hace poco me tocó hacer, para la revista Mujer, un tema sobre la calidad en la moda independiente nacional. El artículo se hacía cargo de la queja que solemos oir sobre nuestras malas terminaciones, mala confección, etc. Conversé con varias personas relacionadas con el mundo de la moda en Chile para llegar a cuatro nombres que destacan por hacer las cosas bien: Juana Díaz, Bárbara Briones, Gabriela Farías y Luz Briceño, de La Joya Design. La conversación giró en principalmente en torno a las telas, las costureras y la formación académica, que criticaron bastante. Quiero destacar algunas citas que me parecen importantes:

“El diseñador tiene que saber coser, para dirigir bien a una costurera. Demasiadas veces pasa que les fue mal en el ramo de corte y confección y después confían en su costurera, pero no se puede. Cuesta mucho encontrar una costurera realmente buena, e incluso a esas hay que saber supervisarlas”. Juana Díaz

“ambién importa tener buenas terminaciones, y por eso no trabajo con un solo taller de costurería, sino con cinco, cada uno especializado en diferentes tipos de prendas. Pienso que exigirle a una misma persona que haga todo bien no da buenos resultados, mientras que una costurera que se enfoca en un tipo de prenda educa bien el ojo. Tengo un taller para chaquetas, otro para blusas, otro para pantalones, otro para vestidos y otro que se hace cargo de la ropa a medida”. Luz Briceño

“El problema está en que muchos no saben de textiles o moldajes. Trabajan en talla única porque sólo saben manejarse con un maníquí; no tienen idea de cómo hacer tallas diferentes. Los que no aprenden pasan de curso igual, por lo que puedes tener un título de diseñador de vestuario sin saber hacer tallajes ”. Gabriela Farías

“Lo que hay en telas en Chile es malo o muy repetido. Muchos van a comprar afuera, pero no puede ser que se necesite invertir ese nivel de recursos para lograr un producto de calidad. Debiera existir una industria nacional desarrollada o al menos redes de apoyo que permitan importar en conjunto. Yo debo adaptarme a las condiciones que tengo, y eso le da identidad sudaca a mi ropa”. Juana Díaz.

El artículo completo se puede ver en este link

Comentarios

También te puede interesar

Deja una respuesta