¿Por qué elegir slow fashion? Aquí te damos cinco razones

¿Por qué elegir slow fashion? Aquí te damos cinco razones

Captura de pantalla 2017-02-08 a las 3.59.54 p.m.

El slow fashion o moda lenta es un concepto que venimos escuchando hace algunos años pero ¿A qué se refieren con este término? ¿Cuál es su diferencia con el retail? ¿Cuáles son los beneficios que trae el comprar prendas de autor, con pago justo o sustentable? Aquí te contamos cinco razones por las que el slow fashion podría ser una excelente opción para tomar conciencia sobre lo usamos e invertir en ello.

El término moda lenta fue acuñado por la profesora de sostenibilidad del Centre for Sustainable Fashion en Londres, Kate Fletcher, hace varios años. Sin embargo, el concepto tomó fuerza en 2013 cuando más de mil personas murieron con el derrumbe del edificio Rana Plaza de Bangladesh, el que en sus ocho pisos contenía fábricas de ropa, tiendas y un banco.

People and rescuers gather after an eight-story building housing several garment factories collapsed in Savar, near Dhaka, Bangladesh, April 24, 2013.

Tomando en consideración que la industria de la moda es la segunda más contaminante del mundo después de la del petróleo, que cientos de personas trabajan en malas condiciones para hacer en tiempo récord una prenda, que miles de hectáreas de plantaciones de algodón pierden sus cualidades por el uso del pesticida, entre otras problemáticas, es que el slow fashion llama a un consumo responsable con conciencia social.

Por ello, te queremos dar cinco razones por las que comprar prendas de moda lenta podría mejorar no solo tu clóset y estilo, sino que la vida de muchos trabajadores, el medio ambiente y permitiría la valoración del trabajo manufacturero.

  1. Los diseñadores que trabajan con slow fashion toman conciencia del trabajo de cada persona que es parte del proceso de creación y confección. Por ello, los trabajadores reciben un pago justo y tienen condiciones laborales dignas.Who-Made-My-Clothes-1024x921
  2. El movimiento de moda sostenible hace su mayor esfuerzo para que los compradores valoren el diseño de indumentaria, al punto que se considere cada prenda como una obra de arte que hay que cuidar y apreciar, por su belleza, trabajo y dedicación.1121056_486881-20161206_SlowFashi2
  3. Tomar conciencia sobre el medio ambiente y el impacto que el uso de pesticidas tiene sobre los campos de algodón, es otro punto a considerar ya que muchos de los diseñadores que trabajan con slow fashion utilizan telas amigables con el medio ambiente como el algodón orgánico. En estas plantaciones la tierra sí se puede reutilizar a diferencia de los lugares donde se utilizan químicos.campo-de-algodón
  4. Tanto el polyester como el algodón se pueden reciclar y reutilizar para nuevas confecciones, pero cuando estos se encuentran mezclados con otros componentes sintéticos, la única manera de reciclar es regalando las prendas y que otros las usen, que se utilice para rellenos de sillones, entre otros. Pero no se puede procesar para que sea una tela completamente nueva, por lo que muchas veces las prendas caen en vertederos de basura contribuyendo con el calentamiento global.DSCF0543
  5. El movimiento de moda lenta hace un llamado a valorar la calidad de las telas que se utilizan, la forma de las confecciones y, finalmente, optar por modelos de prendas que se ajusten al cuerpo de cada uno o de colores que sean del estilo de las personas, para que cada confección sea utilizada durante un largo tiempo, es decir, sea comprada a conciencia. eco-friendly-event

 

 

Comentarios
Maria Jose Olivera
Editor en Jefe de VisteLaCalle. Periodista UC.

También te puede interesar

Deja una respuesta