Franca, la plataforma que une al diseño responsable en Chile

Franca, la plataforma que une al diseño responsable en Chile

1f6a4865_amaia_diez_1024x1024

Local, hecho a mano, reciclado, comercio justo, vegano, eco, orgánico y slow. Esos son los valores por los que se guía Franca, una plataforma digital de difusión y comercialización de diseño responsable y sustentable hecho en Chile.Los diseñadores que venden sus productos en Franca son cuidadosamente seleccionados y deben cumplir con al menos uno de los valores que propone. En la página, además de ropa, se venden accesorios, objetos de decoración y otro tipo de productos como libretas o agendas.

El proyecto nació este año, y además de comercializar a través de su página esfranca.com, cuenta con un magazine donde se comparte contenido sobre diseño responsable, sustentabilidad y una serie de conceptos vinculados a la rama de la moda ética. Por eso, los diseñadores que forman parte del catálogo de Franca, crean productos estéticamente atractivos y de alta calidad. El desarrollo de estos productos es a escala pequeña, promoviendo buenas condiciones de producción y la consciencia con el medio ambiente.

“Este es un primer paso para avanzar hacia una plataforma totalmente sustentable, porque hoy no están las condiciones pero no es algo malo, es una súper oportunidad en la cual está todo por hacer”, cuenta Javiera Amengual, directora y creadora de Franca, quien nos contó más detalles sobre esta novedosa plataforma.

1f6a4914_amaia_diez_1024x1024

¿Cómo nació la idea de crear Franca?

–Siempre me interesó la moda sustentable y empecé con investigación y a generar artículos y conocer quiénes eran referentes en el tema a nivel mundial y qué estaba pasando en Chile. Hasta que el año pasado que tomé la decisión de dejar de comprar ropa en retail y privilegiar el diseño local o sudamericano.

Partió como algo más personal y empecé a sentir que me quedaba corta con mi aporte y lo miré como una oportunidad. Había muchas personas haciendo cosas, pero todas muy separadas. Habían asociaciones como la de moda lenta, pero paró, y una iniciativa que sigue vigente pero no de forma periódica, que es la semana de la moda lenta y me pareció que había algo que hacer ahí, algo continuo. Después de darle muchas vueltas nació la idea de Franca, como una alternativa de consumo sustentable.

¿Cuál es el objetivo de Franca?

–La meta es que Franca sea una plataforma de moda sustentable y tener un catálogo cien por ciento sustentable, con mayor certificación, etc. Pero hoy, como una primera instancia parte en instalar ciertos temas y discusiones y generar espacio donde se puedan vender estas cosas.

Lo que pretende Franca es generar y dar mayor información. Ser una plataforma súper amigable, porque me parecía que estos puntos siempre se abordaban desde un punto de vista súper activista y eso suele alejar más que acercar a una persona que no conoce mucho del tema. Entonces la idea era hablarlo en buena onda y dar información de una manera positiva.

1f6a4824_amaia_diez_1024x1024

¿Cómo empezaste a incluir a los diseñadores?

–Los diseñadores con los que partió Franca fue como una curatoria previa que hice yo como directora. La idea es que esa curatoria siempre se mantenga, porque hay requisitos mínimos, como que los productos tienen que estar alineados con alguno de los ocho valores de Franca, el ideal es que sea con dos.

Por otra parte, está la línea estética de los productos. Una misión de Franca es también ir sacando el prejuicio de que todo lo eco o comercio justo, es fome o demasiado artesanal o hippie. La idea ahora es ir ampliando el catálogo, pero siempre con esas dos aristas: los valores y lo estético.

¿Cuántos diseñadores trabajan hoy contigo?

–Hay más de veinte, son como 24 marcas que van desde diseño de vestuario, a decoración, accesorios y más como objetos como agendas. Hay varias que estuvieron en el mercado Mastica y en el Noa Noa.

1f6a4502_amaia_diez_1024x1024

¿Cómo has visto que el público ha recibido tu plataforma?

–Bien, ha sido una bonita y grata sorpresa. Gran parte del público que llega a la página es porque le gusta el concepto de antes, pero también hay muchas personas que han llegado y me han comentado que es bacán y están genuinamente interesados en que hay una propuesta alternativa.

Así que en general, en redes sociales, ha tenido un crecimiento orgánico bueno y por otra parte, la página ha recibido hartas visitas en este último tiempo.

Yo creo que en términos de venta hay que darle un poco más de plazo porque hay que posicionarlo como una marca confiable, y en eso se está trabajando ahora. Pero en general, ha tenido un buena llegada, y también entre diseñadores, hay varios que tienen ganas de alinearse con este concepto.

¿Cómo ves al diseño sustentable en Chile?

–Creo que está súper incipiente. Ya se está hablando en medios y hay ciertas plataformas que están enfocadas en eso como Slow Motive, Quinta Trends, pero al mismo tiempo, yo creo que a nivel de consumidor y de diseñadores hay un mar de conceptos para los cuales es necesario ir capacitándose. Si la escena de moda local está cada vez más posicionada, la moda sustentable va a un poco más atrás, porque requiere un poco más de capacitación técnica y de entender conceptos como los ciclos de vida de una prenda, como mitigar impacto, o que algo no es solamente sustentable porque lo hiciste con lino o algodón orgánico, sino que también hay que considerar factores sociales.

1f6a2005_amaia_diez_1024x1024

¿Qué es lo que espera llegar a ser Franca?

–Hoy hay tantas posibilidades dando vuelta. Así como está el espacio de difusión de diseñadores, me interesaría que ese catálogo se fuera ampliando cada vez más. Hacer de Franca más que una plataforma en la que entras a comprar o donde un diseñador vende sus productos, sino que poder generar una sensación un poco más de comunidad. Esa es una de las metas, quizás a través de workshops o capacitaciones. Pero hay que ir viendo, escuchar qué está pasando, qué pide el público y también los diseñadores.

¿Pueden entrar más diseñadores a Franca?

– La idea es para la temporada de invierno, incluir nuevos diseñadores de vestuario y a los diseñadores de accesorios también ir incluyéndolos en el camino. Ahora salió este primer catálogo, que me interesaba que fuera robusto, pero que se pudiera ver diversidad y seguir ampliándolo constantemente, pero con calma, que es parte de la filosofía detrás del proyecto: ir de menos a más con calma, pausado, aquí nadie está cumpliendo metas de venta. La página tiene otro propósito que es posicionar ciertos conceptos y poder transparentarlo.

1f6a1439_amaia_diez_1024x1024

Fotos: Franca.

Colaboración: Paulina Mardones.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Comentarios
Maria Jose Olivera
Maria Jose Olivera

También te puede interesar

Deja una respuesta