Por qué toda chica quiere ser una fashion stylist

Por qué toda chica quiere ser una fashion stylist

rachel zoe

TIMES Online.- El Styling ahora es una carrera con el perfil, las perspectivas y la remuneración a la que aspiran millones de jovencitas.

“Las jóvenes tuvieron una carrera soñada en cada década: En los ’50 era glamoroso ser azafata de vuelo. En los ’60, todas querían ser modelo. Luego vinieron los ’70 (cantante), los ’80 (businesswoman) y los ’90 (trabajar en Relaciones Públicas). ¿Y qué ha emergido como el posible trabajo para una chica de los Noughties (2000-2009)? Ser una estilista de moda. Todos quieren ser una stylist, ver a una stylist o tener una stylist personal.”

Mucho de esto está ligado a las celebridades. “Las estrellas crean una personalidad completa basada en sus elecciones de moda (Nicola Formichetti, director creativo de la revista Dazed & Confused y director de moda de Vogue Hombres en Japón, es el responsable del look de Lady Gaga). Y los stylists se han convertido ellos mismos en celebridades (Rachel Zoe con su propio show).”

zoefriends

Zoe ha asesorado a las denominadas “Zoebots” Lindsay Lohan, Mischa Barton, Nicole Ritchie y Keira Knightley y su influencia sobre el peso corporal de sus clientas ha sido cuestionada por los medios.

Las solicitudes para la licenciatura en styling y fotografía en el London College of Fashion aumentaron el doble el año pasado. El establecimiento dicta 41 cursos cortos de styling, pero no se aprenden las habilidades sólo allí. Nintendo lanzó su Style Boutique en octubre, permitiendo a las chicas dirigir su propia tienda, elegir las prendas que quiera vender y participar en concursos de moda. También hay muchas aplicaciones para el Iphone (Stylebook, iStylist Makeover, Lookz Lite y Stylish Girl para principiantes). Cabe destacar que 45 millones de personas se han inscrito en Stardoll, un juego en línea por el cual se puede comprar items de moda con dinero real para vestir al alter ego virtual.

¿Y por qué el interés explosivo por este trabajo? Porque puede ser realmente lucrativo (hasta $4 millones de pesos diarios gana un stylist reconocido). Todo comenzó a fines de los ’80, cuando los nombres de los editores de moda se insertaron en las páginas de las revistas. Anna Wintour así lo hizo cuando llegó a la british Vogue, porque ella creía que merecían reconocimiento. Luego en la era de las supermodelos, los desfiles se convirtieron en grandes producciones y los invitados al espéctaculo preguntaban “¿Quién es el stylist?” como si esa fuera la pregunta clave. Más tarde los stylists trabajaron en conjunto con los diseñadores, como Amanda Harlech en Galliano y después Chanel y Grace Coddington, quien pasó una temporada en Calvin Klein. Carine Roitfeld, editora en jefe de Vogue Francia, fue stylist para Tom Ford en Gucci. Katie Grand en Inglaterra, ha trabajado con Marc Jacobs, Miuccia Prada, Calvin Klein y Giles Deacon… Ocurrió entonces de un momento a otro, que cualquier celebrity merecedora de un flash de paparazzi necesitó un stylist para vestirse en cada ocasión.

stylists copia

De izquierda a derecha: Grace Coddington, la mano derecha de Anna Wintour; Carine Roitfield, frecuentemente retratata por Scott Schuman en The Sartorialist y en el blog JakandJil y Katie Grand, tal vez la más poderosa de todas.

En todo caso, se señala que el trabajo es muy exigente y son muchos los stylists que trabajan por casi nada de dinero y muy pocos los que logran el éxito. Así que chicas, han sido advertidas.

Comentarios

También te puede interesar

Deja una respuesta