Pálidas

Pálidas

helena_bonham_carter

Nací pálida. Extremadamente. De una blancura sin pecas (o muy escasas), sin lunares. Blanca, blanca. Me decían la yogurth en el colegio. Gasparín. Me preguntan siempre si estoy enferma, sobre todo en las mañanas, cuando uno aún tiene ese color de semidormido. Mi madre dice que tengo piernas de muñeca de porcelana.

Y, claro, yo un tiempo pensé que la solución era el sol, pero me equivoqué. Solo conseguía manchas rojas en mi piel. Después vino la onda de los autobronceantes y me impregnaba por pedazos en ellos, porque eran muy caros como para emparejarme toda la piel. Lo visible nomás tenía ese color anaranjado y ese olor extrañísimo que emanaba la crema.

Pero ya me rendí. Soy blanca y a mucha honra. Y mis nuevas ídolas son Helena Bonham Carter y Kristen Stewart. Ahora me baño en bloqueador factor 50 y me atrevo a ponerme faldas negras sin medias. Y sí, la gente me mira y a veces se sorprende. ¿Qué prefieren ustedes? ¿Blanca natural o bronceada simulada?

Kristen Stewart

Comentarios

También te puede interesar

Deja una respuesta