Ciencia y diseño en The Unseen, el laboratorio que busca abrir los ojos a un mundo de nuevos materiales químicos y biológicos

Ciencia y diseño en The Unseen, el laboratorio que busca abrir los ojos a un mundo de nuevos materiales químicos y biológicos

Hacer visible, lo invisible es la premisa del trío de fanáticas de ciencia e indumentaria compuesto por Lauren Bowker, Jess Smith y Christa Leask, quienes decidieron unir fuerzas y crear piezas fuera de lo común en un intento por relacionar áreas de conocimiento como la biología y la química con la confección de prendas útiles para el futuro del desarrollo humano. Sus piezas buscan cambiar la mentalidad de la industria de la moda —al menos la que se concentra en la creación de wearables— para crear piezas de alta gama capaces de leer la energía magnética irradiada por nuestro cuerpo. 

Instaladas en las dependencias del propio Somerset House de Londres, el mismo recinto que sirve de anfitrión para la semana de la moda de la misma ciudad, The Unseen cuenta con un laboratorio, centro de exposición y mini tienda donde venden desde velas hasta libretas que cambian de color dependiendo de la temperatura ambiente. El secreto de esta “lectura de energías”, la cual reacciona ante movimientos y presión del aire, temperatura ambiente, fricción y sonidos, está en la tinta creada por Lauren Bowker durante sus estudios en The Manchester Metropolitan University y posterior especialización de textiles en el Royal College of Art. Y es que durante sus años de estudio Lauren sufrió una fractura de columna, lo que la tuvo hospitalizada por 2 años viéndose obligada a contestar una misma pregunta por todo ese tiempo: En una escala de dolor del 1 al 10, ¿cuánto dolor siente en este momento?


El primer wearable de Lauren Bowker consistió en una chaqueta que absorbía el carbono del ambiente, mostrando un color amarillo si es que la persona se encontraba en un lugar relativamente limpio de carbono o negro, en caso contrario.

La insistente pregunta la hizo darse cuenta de que la percepción de cualquier escala de dolor del 1 al 10 puede tener distintos significados dependiendo de la persona. Por eso, crear una manera de hacer visible el dolor, o las sensaciones que nuestro cuerpo está sintiendo, a través de la lectura de energía electromagnética que el mismo libera, puede ayudar a la ciencia y a los enfermos a ver de mejor manera los comportamientos de su cuerpo. Un ejemplo de esto es el casco de cristales elaborado en colaboración con Swarovski, donde 4.000 piedras espinela  —compuestas de alúmina y magnesia, teñidas por óxido de hierro y cristalizadas en octaedros— cambian de color de acuerdo a la pérdida de energía irradiada por nuestra cabeza. Así, cada piedra actúa como conductor de calor y comienza a iluminarse con la activación de las distintas zonas del cerebro, en gradientes que van desde el negro, al naranjo, rojo, verde, azul y morado.

Un comportamiento similar es lo que demuestra la última pieza presentada por The Unseen, EIGHTSENSE, una escultura hecha a partir de cerámica que cambia de color —mediante un casco EEG (electroencefalograma) y una aplicación para celulares— capaces de medir el aspecto electromagnético de un ser humano. Así, las bioseñales emitidas por el cuerpo se pueden transmitir visualmente a esta escultura, con distintos significados por color, donde el rojo representa ira, nerviosismo y ansiedad; el verde, enseñanza y sociabilidad; el azul, calma, honestidad y paz; y el blanco, sensibilidad, intuición y habilidad psíquica.

De esta manera y también mediante la pieza AIR (foto portada), donde las capas de una chaqueta responden a los factores medioambientes a su alrededor, The Unseen se presenta como un caso a observar si lo que queremos es avanzar en el desarrollo de prendas que unan tecnología y ciencia, capaces de ofrecer funciones más allá del abrigo o desabrigo de acuerdo al clima, con nuevas lecturas del comportamiento biológico humano.

The Unseen | E I G H T H S E N S E from Holition on Vimeo.

Imágenes de The Unseen y Wired.com

Comentarios

También te puede interesar

Deja una respuesta