Bibliotecas de ropa: la nueva tendencia de arrendar prendas y accesorios en vez de comprarlos

Bibliotecas de ropa: la nueva tendencia de arrendar prendas y accesorios en vez de comprarlos

Todos hemos soñado en algún momento de nuestra vida con tener un clóset ilimitado. Es más, quienes pertenecimos a la generación de los 90 construimos aquellas ilusiones en base al tradicional guardarropas de Cher Horowitz en la serie “Clueless”, donde parecía no haber fin en cuanto a prendas, estilos y colores. Pues bien, al parecer alguien pensó en aquel sueño y lo volvió realidad dando acceso a una infinidad de prendas con las bibliotecas de ropa y complementos, lugares donde puedes arrendar prendas para después devolverlas y así cambiar tus outfits y combinar de maneras distintas lo que ya tienes las veces que quieras.

LENA The Fashion Library, en Amsterdam, se dio por inaugurada en diciembre del 2014, luego de cuatro años de análisis sobre la real posibilidad de éxito de un proyecto como este. Sus cuatro socias y propietarias crearon un sistema a través del cual luego del pago de una membresía —que ronda entre los 20 y los 30 euros (entre 13 y 20 mil pesos chilenos)— sus clientas podrían alquilar un promedio de 3 a 4 prendas por semana y —en caso de quererlo—  acceder a comprarlas.

El sistema fue un éxito no solo por la cantidad de personas interesadas en suscribirse, sino además por lo que implica este tipo de iniciativas en cuanto a ecología y economía. Uno de los mayores problemas de la industria del vestuario actual es que la gente compra ropa que después no usa y la acumula en sus armarios de manera progresiva. Este proyecto propone combinar y experimentar con todo lo que se quiera y poseer un clóset infinito sin la necesidad de comprar y gastar tanto ni acumular de manera innecesaria.

La idea, por supuesto, tomó vuelo rápidamente y fue exportada a lugares como Escandinavia, Finlandia, Francia, España y Estados Unidos rápidamente. En cuanto a Latinoamérica, existen rumores de que en Argentina podría aparecer la primera de estas en el marco del presente año.

Todas estas nuevas aperturas han hecho un llamado a la conciencia del reciclaje y han abierto las puertas a que la tendencia de la sustentabilidad sea atacada también desde el lado de los compradores. Sus clientas se declaran fascinadas y es sobretodo por lo que Soile-Maria Linnenmäki  —dueña de Vaatepuu en Finlandia— declara: “Una de las características principales de estos proyectos es que no se centran sólo en las ocasiones especiales. La idea es disponer de un armario comunitario para renovar el estilo cada semana de forma ética, sostenible y económica evitando el consumismo irresponsable”.

Y ustedes, de llegar a Chile, ¿se suscribirían?

 Imágenes: Glamour / DailyMail / AhGuapas 

Comentarios

También te puede interesar

Deja una respuesta