Definiciones y conceptos básicos de moda: Niveles de Mercado

Definiciones y conceptos básicos de moda: Niveles de Mercado

Volver a lo básico siempre es algo que ayuda a aclarar y ordenar la mente, sobre todo si existen tecnicismos difíciles de interpretar a primera mirada. Siempre damos por hecho que quienes leen nuestros textos manejan todos los términos —algunos tan transversales como ready to wear que equivale a ropa prêt-à-porter, que es la más casual y fácil de usar, o incluso haute couture que es el término francés para referirse a la alta costura—. Aquí hacemos un repaso de 10 niveles del mercado de la moda en general para hablar de las categorías más básicas de ropa que existen, sus géneros y los niveles de escala en los cuales se venden.

Las siguientes definiciones fueron seleccionadas a partir de los autores Gavin Ambrose y Paul Harris en “Diccionario Visual de la Moda” (2010) y Simon Seivewright en “Manuales de diseño de moda: Diseño e Investigación” (2013).

Alta Costura 

También conocida por su nombre original en francés haute couture, es el nombre que se le entrega a las prendas confeccionadas a medida, usualmente hechas a mano y a partir de materiales de alta calidad con detalles y acabados. Desde sus inicios y hasta el día de hoy, este tipo de ropa se ha mantenido en una escala de venta al por menor, dado el elevado precios de sus prendas.

Dos veces al año, las firmas designadas por la Cámara Sindical de la Alta Costura francesa se presentan en París para conocer las nuevas propuestas en cuanto diseño de alta costura. La designación de estas firmas se renueva de manera anual, y entre ellas se encuentran las casas Christian Dior, Givenchy, Jean Paul Gautier, Versace e Yves Saint Laurent, entre muchas otras.


Prêt-à-porter

Ropa que se vende en tallas estándares y cuya terminación significa “ropa lista para llevar” o “ropa de confección”. Estas prendas siguen un modelo de venta y exposición mucho más masivo que el de la alta costura, con ventas a un precio más económico, mayor facilidad y de compra y presentaciones de desfiles de moda dos veces al año en múltiples ciudades, como Milán, Londres, Nueva York, Río de Janeiro, Tokio, París, etc.

De acuerdo al propio Diccionario Visual de Moda de G. Ambrose y P. Harris: “Dado que el elevado volumen de venta de estas prendas ofrece mayores beneficios las casas de moda de alta costura también elaboran colecciones prêt-à-porter de sus diseños.”

Las supermarcas de lujo

Corresponden a aquellas firmas de moda que poseen una amplia variedad de productos como ropa, cosméticos, perfumes, accesorios y muebles. Por lo general son compañías globales que destinan enormes presupuestos a su publicidad y cuyas colecciones prêt-à-porter son solo el punto de partida para las enormes ventas de productos adicionales que comercializan.

Ejemplos de conglomerados de lujo son Moët Hennessy • Louis Vuitton (LVMH) y Gucci Group, donde el primero posee más de 60 marcas de renombre alrededor del mundo  marcas de moda como Louis Vuitton, Céline, Marc Jacobs, Fendi, Kenzo, Givenchy y Dior, además de otras firmas en rubros como perfumes y cosméticos, relojería, joyería y vinos. El segundo en tanto, posee marcas como Yves Saint Laurent, Gucci, Alexander McQueen y Balenciaga, además de líneas de perfumería y relojes.

Marcas y diseñadores medianos

Según Simon Seivewright y su libro Diseño e Investigación: “Un diseñador o marca mediana es una compañía firmemente establecida, con buen resultado de ventas y beneficios, pero sin el poder de las súpermarcas. Muchas de estas marcas se venden a través de tiendas o boutiques de diseño independiente, grandes almacenes y hasta franquicias en todo el mundo, aunque también tengan sus propias tiendas”.

Estas marcas suelen hacer desfiles para crear puentes en sus colecciones y la prensa, y también es habitual verlas asociándose a grandes cadenas de tiendas para crear lineas cápsula basadas en sus propios diseños. Ejemplos chilenos: Karyn Coo y Matías Hernán.


Arriba: Matías Hernán en Santiago Fashion Week 2014/ Abajo: Matías Hernán para Ripley 

Diseñadores independientes

Bajando en cuanto a términos de mercado, se encuentran los diseñadores independientes quienes, tal como su nombre lo indican, gestionan su marca de manera independiente, con sus propios códigos de negocio y concepción de una marca, ajeno a los ritmos de la industria de la moda.

Su visión de diseño es propia y entendida por ellos mismos en todos los niveles del proceso: diseño, muestrario, producción, promoción y ventas.


A de Antonio en Santiago Fashion Week 2014

Las cadenas de gran distribución

Corresponden a las marcas de alcance masivo y mayor crecimiento dentro del rubro de la moda. Ejemplos como Topshop, H&M y Forever XXI lideran esta lista, la cual está elaborada con marcas de rápida reacción y mucho movimiento dentro de sus procesos de producción, ya que son capaces de reaccionar rápidamente ante las tendencias presentadas en las pasarelas. Gracias a las cantidades que producen pueden vender a bajos precios, mucho más bajos que las marcas de diseñadores independientes, sumando más ceros a su modelo de negocios por la masiva venta por unidad, más que precio por prenda.

También se asocian con diseñadores de otras categorías, sean estos independientes, de prêt-à-porter o incluso ready to wear, como bien lo ha hecho H&M desde el año 2004, cuando presentó su colección con Karl Lagerfeld.

Moda femenina

Es el mercado más amplio y de mayor variedad dentro del circuito de la industria de la moda. Esto porque las mujeres destinan mucho más de su presupuesto al ítem ropa que los hombres, y porque desde que comenzó la alta costura a ellas se las ha tomado como compradoras protagonistas del rubro. Debido a ello, son muchos los diseñadores y súpermarcas que trabajan en este ámbito, ya que por lo mismo, tienen una amplia gama de clientela a la cual proponer distintas variedades de diseño en ropa y accesorios.

Moda masculina

Citando nuevamente a Simon Seivewright: “(La moda masculina) es un mercado que tiende a ser más conservador, y aunque existen líneas distintas según la temporada, los cambios sueles ser más sutiles. En general, los hombres no compran tanta moda consumible como las mujeres, sino que tienden a adquirir piezas más clásicas para su guardarropa.” No obstante aquella definición, el marcado masculino ha crecido de manera notoria en los últimos años, ampliando cada vez más sus propuestas de moda y diseño.

Moda infantil

Se refiere al mercado de toda la ropa confeccionada e ideada para niños, para la cual diseñan desde casas de alta costura, hasta grandes tiendas con cadenas de gran distribución. Lo que distingue a esta categoría de las otras es su alto nivel de cumplimiento con normas de seguridad y de protección de salud para los más pequeños. Esto, porque cada prenda debe adaptarse a funciones concretas, especialmente si se trata de ropa para bebés o niños pequeños.

Moda de ropa informal y deportiva

En crecimiento total y cada vez saliéndose más de los usos para acciones de alto rendimiento deportivo, está este mercado de ropa, el cual se ha infiltrado de manera exponencial en las pasarelas de prêt-à-porter y en el street style de fashionistas y personajes comunes y corrientes. Los logos de algunas de las marcas más reconocidas dentro de este rubro —como el símbolo Nike o las tres rayas en Adidas— ya se han vuelto incluso en logos de culto para tribus urbanas, como grupo de rap neoyorkino RUN-D.M.C. y las zapatillas adidas Superstar, que vestían en todas sus presentaciones y conciertos, y a la que incluso le dedicaron una canción.

Imágenes Vogue, lifestyle.inquirer.net, Tumblr, leonoticias.com, guapayfabulosa.com, cdn.pursuitist.com, go-mag.com, vistelacalle y formyungsoojung.files.wordpress.com

Comentarios

También te puede interesar

Deja una respuesta