El regreso de Takeo Kikuchi a las pasarelas de Tokyo Fashion Week

El regreso de Takeo Kikuchi a las pasarelas de Tokyo Fashion Week

Una pasarela masculina de aniversario fue lo que aconteció en el primer día del Mercedes-Benz Tokyo Fashion Week Fall/Winter 2015, con la celebración de los 30 años de la marca de ropa japonesa Takeo Kikuchi, fundada a mediados de la década de los 80 por el diseñador de modas que lleva el mismo nombre, y que desde el 2005 había dejado el mando de la dirección creativa de su firma. El regreso de Kikuchi consistió en una colección curada por él y por el actual director creativo de la marca, Taishi Nobukuni, quienes sorprendieron con un desfile inspirado en la estética “rudeboy” de los emigrantes jamaicanos de los 70′ y en la clásica estampa street wear que Nobukuni ha impartido para rejuvenecer a la marca. 

Return of the Rudeboy” es el nombre de la exhibición que el 2014 llegó al edificio Somerset House de Londres para mostrar el registro fotográfico de esta tendencia urbana creada por jamaicanos en la década de los 60, quienes —descontentos con las situaciones de desempleo y pobreza de sus favelas— emigraron e instaurar su estética urbana en los años 70 y 80 en Londres. Estilos transgresores, que mezclaban la influencia del color tropical de su país con sastrería hecha a medida y accesorios que exacerbaban personalidad, fue la estética que marcó a esta tribu y que tanto la exhibición en Inglaterra, como el propio Takeo Kikuchi han querido volver a retratar. “La exhibición mostrada en Londres llegará a Japón este año […] Mi colección es una colaboración con los realizadores de esta misma muestra”, afirmó el diseñador de 76 años.

Trajes sueltos y de pantalón corto, en tonos oscuros como azul y negro, y accesorios guerrilleros que acentuaban aún más los toques de sastrería deconstructiva, marcaron la impronta estética de este desfile que se diferenció del clásico show por el catwalk particular de sus modelos. A diferencia de la clásica caminata —lenta y pausada—, el show de Takeo Kikuchi puso a modelos masculinos bailando y riéndose de sí mismos sobre la pasarela. De distintas edades y contexturas, cada uno mostró un dejo de personalidad que ayudó a entender un poco más la actitud “rudeboy” en la cual se basó la colección, además del dejo street wear que ha consolidado los últimos diez años de la firma japonesa bajo el mando creativo de Taishi Nobukuni.

Imágenes de tokyo-mbfashionweek.com

Comentarios

También te puede interesar

Deja una respuesta