Adiós a Steve Strange, el pionero del estilo new romantic

Adiós a Steve Strange, el pionero del estilo new romantic

Pocos son los que pueden indicar que se mantuvieron como principales impulsores de un estilo o movimiento cuya estética es fácil de reconocer. Dentro de los últimos 30 años, los new romantics pasaron de convertirse en la novedad musical de los ’80 hasta un estilo de culto que sigue generando fanáticos, y dentro de este mundo, el cantante Steve Strange guardaba una posición privilegiada. Hasta hace unos días, se mantenía como el pionero en vida de este look nacido en las noches de Londres, pero el jueves 12 de febrero sufrió un ataque al corazón, dejando a muchos seguidores y amigos desdichados.

Boy George, Billy Idol y hasta un concierto de Spandau Ballet dedicado a su memoria fueron algunos de los íconos que se pronunciaron y los gestos de sus pares que recibió Strange como homenaje después de su muerte. Lo cierto es que Steve, cuyo nombre real era Steven Harrington, apareció en una generación ávida de nuevos estilos, exponentes y con el inconformismo del punk arrastrándose tras ellos. A fines de los ’70, hicieron furor bajo la vida nocturna inglesa en lugares como el Blitz, que vio nacer a varios famosos y que le dio vida a la etiqueta que llevarían para siempre; los Blitz Kids, un grupo comandado por un extraño, andrógino e interesante que también oficiaba de guardián de la misma discoteca, seleccionando a los personajes que tendrían el privilegio de entrar antes que existiera ese rol de manera oficial en la cultura nocturna.

Luego vendría el destape, cuando fue seleccionado por el mismísimo David Bowie –santo patrono de los new romantics–, para aparecer en su nuevo video, “Ashes to Ashes”. Allí la estética extraña de Steve y sus amigos, se convirtió en la nueva tendencia y poco a poco, la música popular y las revistas comenzaron a aceptar y clamar al look como un nuevo must.

En los ’80 así fue reconocido en el mundo entero gracias a su propia incursión musical, Visage, grupo electro pop que triunfó con la canción “Fade to Grey”. Y mucho tiempo después, sus apariciones, su gusto por convertirse en distintos personajes y su amor por la música, además de Bowie, lo transformaron en un referente por sí mismo, que por supuesto vivirá más allá de su muerte.

Fotos: Nicky Clarke, World of Wonder, The Blitz Club, Pixshark, Daily Mail.

Comentarios

También te puede interesar

Deja una respuesta