Amy Arbus, street style con un giro diferente

Amy Arbus, street style con un giro diferente

Desde 1980 hasta 1990, la fotógrafa Amy Arbus capturó el street style neoyorquino antes que cualquier blog apareciera en Internet. A la par junto a Bill Cunningham, Arbus buscó vanguardistas y frescos personajes que incluyeron más que looks elegantes, impresiones juveniles acerca de reinvenciones del pasado y especialmente, aquellos que mezclaban tradición y rebeldía en su estética. No por nada Amy es la hija de una legendaria fotógrafa especialista en capturar lo distinto, la mítica Diane Arbus.

Así como Cunningham mantiene por décadas un espacio en el diario The New York Times donde muestra lo que su ojo retiene a través de la cámara en su ciudad favorita, Arbus también impregnaba a su manera los medios a través de un espacio en The Village Voice. Desde 1980, una columna mensual lanzó a la fama a esta fotógrafa que luego aparecería trabajando en otras revistas de moda, donde incluso se dio el tiempo de elaborar editoriales masculinas como las de la revista L’Uomo Vogue. La gracia de Arbus es que además de retratar estilos claves para la década del new wave, fue capaz de fotografiar a talentos posteriores de la década como Madonna –foto que inspiró una editorial con Sasha Pivovarova–, Keith Haring o Anna Sui, por nombrar algunos.

Pero no solo su herencia en bruto o su apellido le ayudaron a llegar a un lugar privilegiado; Amy estudió en diferentes lugares, siendo una de sus clases con Richard Avedon el punto clave para que su vida se transformara y su pasión se liberara. El libro “On the Street 1980-1990” recopila parte de su trabajo en las calles, mientras distintas galerías alrededor del mundo han puesto sus imágenes en las paredes a través de exhibiciones de gran éxito. Con “The Fourth Wall”, Arbus saltó al mundo de los retratos de actores de Broadway, explorando su éxito en el lugar que vio nacer su trabajo por primera vez: las calles de Nueva York.

Fotos: Pixgood, Interview, Elizabeth Avedon, New Space Photo, Everyday I show, Telegraph.

Comentarios

También te puede interesar

Deja una respuesta