Linda Rodin: modelo, instagramer y reina de la cosmética austera a los 66 años

Linda Rodin: modelo, instagramer y reina de la cosmética austera a los 66 años

Linda Rodin es de aquellos íconos que derrocha estilo por los poros, sin esfuerzo alguno. Quien fuera editora de moda en Harper’s Bazaar en los 80’s y un referente estilo y elegancia para su generación, hoy –a sus 66 años– posee una de las más populares líneas de cosmética natural del mundo y un público fiel que confía plenamente en sus productos. Radicada en New York se declara fanática de Instagram donde comparte fotografías de antaño, sus looks eclécticos y selfies junto a grandes de la industria. Disfruta de la ciudad, de la moda actual y del no preocuparse más por envejecer, pues es testigo de que los años no son excusa para dejar de disfrutar de la cosmética y la belleza.

Después de irse a vivir por amor a Italia por algunos años, Linda decidió volver a Estados Unidos para comenzar a dedicarse a la fotografía, que hasta el momento parecía ser lo que quería hacer con su vida. Con el tiempo descubrió que a pesar de gustarle mucho la técnica de capturar imágenes, no era tan buena en ese campo como sí lo era al decidir qué usarían las modelos frente a la cámara. Sin saber siquiera que existía una profesión dedicada a esto, comenzó a hacerlo, y sin darse cuenta se transformó en estilista.

En sus cientos de viajes en busca de tendencias descubrió ingredientes vegetales que llamaron su atención por sus propiedades, por lo que comenzó a crear sus propios productos estéticos para su uso personal a base de caléndula, argán y jazmín, entre otras. En las sesiones de fotos en las que participaba comenzó a utilizar sus invenciones, como bálsamos labiales, cremas, aceites para el cabello o aromas, y fue ahí que su invención comenzó a tornarse en una empresa. Olio Lusso es el nombre de esta misma y hoy se ubica entre las favoritas de cientos de mujeres de más de 60 años, pues sus productos son menos invasivos que los que típicamente se encuentran en el mercado y con resultados satisfactorios.

Si bien siempre se refiere al pasado con un dejo de nostalgia, Linda Rodin ha aprendido a vivir con el presente. Dejó de utilizar cremas para rellenar sus arrugas y ahora sólo utiliza sus propios productos. Se denomina a sí misma como “pro-edad” y no cree ser muy vieja ni para fotografiarse y compartir sus selfies en Instagram, ni para vestirse como quiera y siente que si bien es muy difícil ser natural, finalmente la respuesta a todo está en eso: en no intentar tapar ni esconder nada, sino que aprovecharlo, lo cual sus seguidoras valoran. Así, quien es considerada la reina de la cosmética austera alza la voz por las mujeres que creen que la edad es sinónimo de olvidarse de una misma, para recordarles que no hay límites para sentirse bellas.

Imágenes: HuffPost / TheRow / Pinterest / KarenWalker

Comentarios

También te puede interesar

Deja una respuesta