Flashback: El joven Miguel Bosé

Flashback: El joven Miguel Bosé

Siempre estuvo rodeado de una elite artística impecable, que incluía a Pablo Picasso, Ernest Hemingway, Andy Warhol y hasta Luchino Visconti como su padrino. Con influencias que además incluyeron el lado cinematográfico de su madre, la actriz italiana Lucía Bosé y la tradición española de su padre, el torero Luis Miguel Dominguín, el cantante Miguel Bosé destacó a temprana edad a través de una carrera múltiple, así como por un estilo propio inconfundible, que a muchos les llevaría a tildarlo como “el David Bowie latino”.

A principios de los ’70, Bosé se mantuvo interesado en el cine, una carrera que desarrollaría de manera intermitente con tres hits: “Suspiria”, la cinta de giallo de Dario Argento de 1977 que se mantiene como clásico; “La reina Margot”, película de 1994 con Isabelle Adjani y varios actores famosos, aunque quizás sea “Tacones Lejanos” (1991) su película más reconocida. Pero a fines de los años ’70, y de la mano de canciones escritas por Camilo Sesto, Bosé comenzaría una famosa carrera como cantante que lo llevaría a destacar en distintas ocasiones, tales como el Festival de Viña del Mar en 1981 e incluso a tener una portada bajo créditos de Warhol en 1983 con “Made in Spain”.

Fue a los 21 años cuando comenzó a obtener éxitos en las radios de la mano de “Linda” y “Amiga”, y a mediados de los ’80 se consolidó con otros como “Amante Bandido”. En esa época, su vestuario incluía desde ropa ajustada estilo fitness/ballet –casi como la versión masculina de Olivia Newton-John-, hasta chaquetas de inspiración militar. Pero su look evolucionó y cuando se mostró como el galán de la música en español, chaquetas de cuero y poleras blancas acompañaron jeans, aunque hasta trajes de torero completaron su imagen rindiendo homenaje a sus siempre multiculturales orígenes.

Fotos: Theapricity, El Mundo, Wrong Side of the Heart, Fotolog, La Nación, Be strunning shoe, Todo colección.

Comentarios

También te puede interesar

Deja una respuesta