Tony Viramontes, un clásico de la ilustración ochentera

Tony Viramontes, un clásico de la ilustración ochentera

Antonio Lopez no fue el único que se unió a la moda a través de la fotografía e ilustración más colorida de los ’70 y ’80. Por esa misma época, Tony Viramontes hacía su debut coincidiendo con el puertorriqueño en talento, gustoso por trabajar junto a diseñadores y tomar Polaroids de famosos. Viramontes fue así uno de los nombres más clásicos establecidos en la ilustración moderna y atrevida, que combinó editoriales en revistas como The Face y Vogue.

Aunque a fines de los años ’70 Viramontes se estableció como uno de los favoritos en revistas como Marie Claire y Vogue, a mediados de los años ’80 sus amistades famosas lo llevaron a experimentar con otras aristas: las portadas de discos. Nick Rhodes, el tecladista de Duran Duran, fue uno de sus más cercanos amigos, y para el proyecto paralelo de la banda llamado Arcadia, creó una ilustración en 1984 bajo el disco “So red the rose”. En 1986, Janet Jackson se convertiría en una de las cantantes más famosas del pop norteamericano, gracias a su disco “Control” y una portada hecha a la medida por el ilustrador. Pero primero, estuvo su trabajo con marcas tan importantes como Valentino, Alaïa, Halston y otros.

Tal como Antonio Lopez —quien murió por complicaciones relacionadas con el SIDA en 1987—, Viramontes padeció la misma enfermedad falleciendo a los 31 años en 1988. El mismo ex estudiante de Arte en Parsons y luego estudiante de Ilustración que conquistó la moda y las revistas, sucumbió ante el mayor enemigo de los creadores favoritos de los ’80.

Fotos: Puticlub, HP Print, Tony Viramontes, Rhys Morgan.

Comentarios

También te puede interesar

Deja una respuesta