#Movember: La campaña de barbas para combatir el cáncer de próstata

#Movember: La campaña de barbas para combatir el cáncer de próstata

Desde el 1 de noviembre del año 2003, se lleva a cabo una tradición proveniente de tierras australianas, llamada Movember. ¿De qué trata? Pues de hombres alrededor del mundo que pretenden concientizar sobre el cáncer de próstata y fomentar los chequeos regulares. ¿Cómo formar parte del movimiento? Con solo tres pasos: registrarse en Movember.com, afeitarse por completo, y luego dejar crecer el bigote —y sólo el bigote— durante todo el mes de noviembre, sin acercar una navaja o cuchilla hasta el primero de diciembre. ¿Qué sucede al final? Mujeres apuestan por ser las afortunadas responsables de afeitarlos.

El término proviene de la combinación de las palabras Moustache (Bigote) y November (Noviembre) en inglés, y para ser parte del movimiento no se acepta ningún otro tipo de bello facial (ni barbas, ni perillas, ni patillas). Lo que nació como una idea interesante entre un grupo de amigos —dentro de los cuales uno había sufrido de cáncer de próstata— se propagó de manera rápida al resto del mundo, partiendo por Nueva Zelanda para luego cruzar hacia Estados Unidos, Europa, Sudáfrica y ahora Latinoamérica.

Durante el mes, a su vez se reciben donaciones a través del sitio web que luego van destinadas como fondos para tratamientos contra el cáncer de próstata y campañas para la prevención de este mismo. La tendencia es popular entre jugadores de rugby de selecciones europeas, quienes realizan los “Test de Noviembre”, donde van exhibiendo como crece su bigote semana a semana.

La parte entretenida del desafío consiste en que al final se realiza una subasta en la que mujeres de todas partes del mundo prueban dar sus mejores donaciones para ser las afortunadas que puedan afeitar estos bigotes, siendo estos fondos recaudados también para la investigación y prevención de la misma enfermedad.

 Imágenes: Tumblr / TwoDegrees / MoreThanAMeme

Comentarios

También te puede interesar

Deja una respuesta