“Lo que se viene en la impresión 3D”: la charla TED de Avi Reichental

“Lo que se viene en la impresión 3D”: la charla TED de Avi Reichental

Avi Reichental, presidente y CEO de 3D Systems desde el 2003, se ha dedicado durante toda su carrera a desarrollar la impresión 3D, así como también a repensar y redefinir los conceptos básicos acerca del diseño, la producción y el consumo en nuestras vidas hoy en día. En esta oportunidad, el diseñador habla sobre los avances de la impresión 3D en una nueva charla TED.

“Mi abuelo era zapatero. Hacía zapatos a medida. No alcancé a conocerlo, porque murió en el Holocausto, pero heredé su amor por la manufactura, aunque eso ya no existe como tal ahora. Porque mientras que la Revolución Industrial hizo mucho para mejorar la humanidad, erradicó la habilidad que a mi abuelo le encantaba, y atrofió la artesanía como la conocemos hoy”.

“Todo eso está a punto de cambiar con la impresión 3D. Todo empezó con esto, la primera pieza impresa. Es un poco mayor que TED. Fue impresa en 1983 por Chuck Hull, quien inventó la impresión en tres dimensiones. Pero lo que quiero discutir con ustedes no es que la impresión 3D nos vaya a catapultar hacia el futuro, sino que en realidad va a conectarnos con nuestro patrimonio, y va a marcar el comienzo de una nueva era de fabricación localizada y distribuida que se basa, realmente, en la fabricación digital”.

“Así que piensen en cosas útiles. Todos ustedes saben su número de calzado. ¿Cuántos de ustedes saben el tamaño del puente de su nariz o la distancia que hay entre sus sienes? ¿No sería maravilloso si pudieran, por primera vez, tener gafas que realmente les queden a la perfección y que las bisagras no se rompan? Bueno, las implicaciones de la impresión 3D van mucho más allá de la punta de nuestra nariz”.

“Cuando conocí a Amanda, ella podía levantarse y caminar un poco, a pesar de que estaba paralizada de la cintura para abajo. Ella se quejó ante mí diciendo que su traje era incómodo. Su hermoso traje robótico fue fabricado por Ekso Bionics, pero no había sido hecho a medida. Así que ella me desafió a fabricar algo que fuese un poco más femenino, elegante y ligero, y como buenos sastres, le tomamos las medidas digitalmente. Y le confeccionamos un traje increíble”.

“Lo más increíble que aprendí de Amanda es que muchos de nosotros estamos buscando la impresión 3D y nos decimos a nosotros mismos que va a sustituir a los métodos tradicionales. Amanda lo miró y dijo, “es una oportunidad para recuperar mi simetría y para abrazar mi autenticidad”. ¿Y saben qué? Ahora quiere caminar en tacos altos”.

“La impresión 3D no se detiene ahí. Ya está cambiando los dispositivos médicos personalizados como los conocemos, desde soportes para escoliosis y para amputados, hasta millones de restauraciones dentales, otra oportunidad para volver a conectarse emocionalmente con su simetría. Y mientras estamos sentados aquí hoy, ya pueden elegir tecnología inalámbrica en sus aparatos de ortodoncia con alineadores transparentes. Millones de audífonos para sordos ya están impresos en 3D. Millones de personas disfrutan de estos dispositivos”.

“Pero, la mejor noticia es que esta tecnología ya no se reserva para empresas con mucho dinero. Planetary Resources, una empresa startup de exploraciones espaciales, va a probar su primera sonda espacial a finales de este año. Y Google está avanzando en el audaz proyecto de hacer un teléfono en bloques, el Ara. Esto solo es posible gracias al desarrollo de la impresión 3D de alta velocidad que por primera vez hará módulos funcionales y utilizables que entren en él. Un verdadero salto hacia la luna, impulsado por la impresión 3D”.

“¿Y qué hay de la comida? ¿Qué pasaría si pudiéramos, por primera vez, hacer delicias como este lindo peluche TED, que es comestible? ¿Y si pudiéramos cambiar completamente la experiencia, como se ve con esta absenta impresa en 3D? ¿Y si pudiéramos empezar a poner ingredientes, colores y sabores de todos los gustos, lo que significa que no solo los alimentos serán deliciosos, sino que la nutrición personalizada estará a la vuelta de la esquina?”

“Eso me lleva a uno de los mayores acuerdos sobre la impresión en tres dimensiones. Con la impresión 3D, la complejidad es gratuita. A la impresora no le importa si imprime la forma más rudimentaria o la más compleja, y eso está posicionando por completo a la impresora como líder del diseño y la fabricación tal como la conocemos. Mucha gente piensa que la impresión 3D será el final de la fabricación. Creo que esta es la oportunidad de poner la tecnología del futuro en las manos de los jóvenes que crearán una abundancia de oportunidades de trabajo, y con ello, todo el mundo podrá convertirse en un productor experto. Esto proveerá nuevas herramientas. No todo el mundo sabe cómo utilizar CAD, así que estamos desarrollando hápticos, dispositivos de percepción, que permitirán tocar y sentir los diseños como si se jugara con arcilla digital. También desarrollamos aparatos que toman fotografías físicas instantáneamente imprimibles. Todo esto hará que sea más fácil crear contenido”.

“Así que mucha gente me pregunta, ¿tendremos una impresora 3D en cada hogar? Creo que es la pregunta equivocada. La pregunta correcta es, ¿cómo va a cambiar mi vida la impresión 3D? O, en otras palabras, ¿en qué habitación de mi casa encajará la impresión 3D?”

“Todo esto ha sido impreso en tres dimensiones, incluyendo estos zapatos en un fashion show de Amsterdam. Ahora, estos no son los zapatos de mi abuelo. Estos son los zapatos que representan la continuidad de su pasión por la manufactura local. Mi abuelo no llegó a ver cómo Nike imprimía zapatillas para el reciente Super Bowl, y mi padre no llegó a verme de pie en mis zapatos híbridos impresos en 3D. Él falleció hace tres años. Pero Chuck Hull, el hombre que lo inventó todo, está justo aquí hoy, y gracias a él puedo decir que también soy un zapatero, y poniéndome de pie en estos zapatos, estoy honrando mi pasado mientras también fabrico para el futuro”.

Comentarios

También te puede interesar

Deja una respuesta