La despedida de un carismático: Robin Williams y sus personajes

La despedida de un carismático: Robin Williams y sus personajes

Varios artistas ya han pronunciado sus condolencias por la reciente muerte de Robin Williams. “El mundo no solo ha perdido a un brillante talento”, como dijo Elijah Wood públicamente en su cuenta de Facebook, “sino al alma más generosa, humilde, amable, cálida y hermosa”. Ciertamente, Robin Williams marcó una época en el mundo del cine y la entretención.

A finales de los 70, Williams comenzó su carrera en el cine y la televisión paralelamente. Después de interpretar al alien Mork en la serie de televisión Happy Days, su sagaz sentido del humor lo llevó a ser escogido para un spin-off de la serie que lo tuvo a él como protagonista. Así, Mork & Mindy, que estuvo al aire por 4 años, lo coronó rápidamente como un rostro mediático. El personaje tuvo tanta popularidad que apareció en diferentes objetos de mercancía de la serie, como posters, libros para colorear, loncheras y otros. El 12 de marzo de 1979 apareció en la portada de revista Time, una de las más importantes de Estados Unidos.

En la misma época, debutó en su primera producción cinematográfica. Can I Do It ‘Till I Need Glasses?, de 1977, fue la primera película en la que Williams trabajó, que además, era una comedia. Su carisma a la hora de bromear era su mayor habilidad, así que no fue problema para él entrar en el mundo del cine y quedarse ahí. No obstante, eso no le impidió incursionar en el cine dramático, género que le trajo sus mayores nominaciones. Los Premios de la Academia lo nominaron por cuatro películas: Good Morning, Vietnam (1987), Dead Poets Society (1989), The Fisher King (1991), y Good Will Hunting (1997), con la que obtuvo el premio a mejor actor secundario.

Como su humor era perfecto para hacer stand-up comedy, Williams trabajó dedicándose a hacer reír a la gente de esta manera durante muchos años. Solo en la década de los 80 participó de tres especiales del HBO: Off The Wall (1978), An Evening with Robin Williams (1982) y Robin Williams: Live at the Met (1986).

El estilo de Robin Williams era tan dinámico como sus actuaciones. Su vestuario se ajustaba con facilidad a los papeles que interpretaba —desde un elegante profesor universitario en Dead Poets Society, pasando por un irreverente dj en Good morning, Vietnam, hasta un adulto Peter Pan en Hook—.

A pesar del éxito que tuvo el actor, sobre todo interpretando papeles que marcaron varias generaciones —el mismo Mork a comienzos de los 80, o John Keating en Dead Poets Society—, Williams tuvo una vida difícil, con variados problemas de salud y adicción a las drogas. Su temprana muerte, a los 63 años de edad, sorprendió a todo el mundo el pasado 11 de agosto. The Crazy Ones, serie que salió al aire en septiembre del 2013 y que lo tenía a él como protagonista —junto a Sarah Michelle Gellar, que interpretaba a su hija—, canceló sus transmisiones tras el suceso. Después de una temporada, los ejecutivos tomaron la decisión de que la serie no sería lo mismo sin él. La comedia no sería lo mismo sin él. Así, despedimos a uno de los más grandes exponentes de la comedia a nivel mundial.

Imágenes: latest.today/ insidepulse.com/ fanpop.com/ nukethefridge.com

Comentarios

También te puede interesar

Deja una respuesta