Lucille Ball, la primera colorina famosa

Lucille Ball, la primera colorina famosa

La revista Vogue puso en su edición de julio a los colorines más famosos de la actualidad: Julianne Moore, Domnhall Gleeson –el protagonista de “About Time”–, Jessica Chastain y Florence Welch, entre otros. Pero en 1950, la primera estrella cuyo cabello rojizo conquistó a todos, además de su talento y humor, fue Lucille Ball, quien por seis años protagonizó su show “I love Lucy” en la televisión norteamericana, extendiendo su influencia a lo largo de las décadas.

Belleza, elegancia pero también una osada caracterización de sus divertidas aventuras, entregaba en cada capítulo Ball. Junto a su esposo, el cubano Desi Arnaz, formaron una de las más famosas parejas en la historia de la TV. Originalmente se tiñó el pelo rubio cuando comenzó su carrera como modelo, pero en 1942 volvió a su color natural y lo acentuó de rojo cuando comenzó a ser cotizada por los estudios de cine. Pero no solo sus muecas divertidas y su estilo sin igual conquistaron a todos; Ball se transformó en la primera mujer en ser dueña de una compañía de cine con Desilu, la cual había fundado con su esposo, pero que luego de su divorcio en 1960 adquirió completamente.

Aunque su cabellera famosa no era quizás natural, Lucille Ball popularizó esa tonalidad extendiéndola en salones de belleza y mujeres que no se perdían su programa. Este año, específicamente el 6 de agosto, se conmemoraron 103 años desde su nacimiento, que colmó una carrera llena de hitos donde también destacan películas como “Los tuyos, los míos y los nuestros” –que después grabarían Dennis Quaid y Rene Russo–, pero que siempre será recordada por convertirse en una pionera e inspiración para las mujeres de comedia que hoy llenan la pantalla, y donde también destacan, desde Debra Messing hasta Tina Fey.

Fotos: Wikipedia, Fan Pop, Huffington Post, In Style.

Comentarios

También te puede interesar

Deja una respuesta