Un poco de historia del color: Yves Klein y su famoso azul

Un poco de historia del color: Yves Klein y su famoso azul

Crear un color no es tan fácil como parece. Aunque la mezcla de tonos en una gama cromática digital facilita bastante el trabajo hoy, para los años ’50 el artista Yves Klein tuvo que ensayar varias veces su invento hasta dar con el tono deseado. Un azul radiante, fuerte e imponente es el que concibió en esa década y el cual patentó en 1961, fecha desde la cual se reconoce bajo el nombre de Azul Klein Internacional.

Además de estampar el color a través de pigmentos especiales en varias de sus obras, el pintor Klein decidió experimentar con este azul a través de experimentales performances que incluyeron modelos desnudas sobre lienzos que después exhibió en varios lugares. El azul Klein traspasó el mundo del arte y se instaló en el mundo de la moda, apareciendo especialmente en ropa femenina. Bolsos como el trapecio de Celine, vestidos de noche de Elie Saab, trajes de Stella McCartney y por supuesto ropa masculina y esmaltes de uñas le rinden culto a este color, que siempre tiene la palabra en alguna época del año.

Sin embargo, existe una fanática del Azul Klein que ha llevado todo al extremo: la diseñadora de accesorios Valeria McCulloch, que viste con chaquetas, vestidos, tacones y poleras, entre otras prendas, solo de ese color. Y lo ha hecho por más de 25 años, aludiendo un gusto que se arrastra desde que estudió Historia en la universidad, donde se dio cuenta que este color era el más interesante de todos.

Fotos: Walker Art, Francophilia, Vampyvarnish,

Comentarios

También te puede interesar

Deja una respuesta