La evolución de Giorgio Armani

La evolución de Giorgio Armani

“La moda es el núcleo de la expresión humana y un espejo que refleja la sociedad y su cultura”, dijo Giorgio Armani al Museo Guggenheim en Nueva York, con motivo de la presentación de su exhibición el 2000. Armani ha logrado escalar en el mundo de la alta costura hasta llegar a convertirse en uno de los principales exponentes del diseño del siglo XX. Hoy, en la celebración de su cumpleaños número 80, revisamos la trayectoria de este icónico diseñador.

Aunque entró a estudiar medicina a la Universidad de Milán, y se unió al ejército debido a su conocimiento médico, no tardó en darse cuenta de que quería cursar una carrera diferente. Por eso, dejó de lado su experticia en salud y consiguió un trabajo como decorador de vitrinas en la tienda La Rinascente, en Milán. Desde ahí, saltó a ser vendedor en un departamento de vestuario masculino, donde aprendió lo básico sobre marketing de moda.

En la década del 60, Armani trabajó en la compañía de Nino Cerruti, un reconocido empresario y estilista italiano, donde adquirió experiencia directa en el trabajo como diseñador. Con el tiempo, Armani comenzó a ganar reputación gracias a sus trabajos freelance, y estuvo listo para consolidarse con su empresa. Como muchos de los más grandes diseñadores del siglo XX, Giorgio necesitó de un partner y una mente financiera que lo ayudase a lanzar su carrera. Así, al final de la década de los 60, Armani conoció a Sergio Galeotti, arquitecto de profesión, quien le ayudaría a cimentar su propia casa de costura en Milán. En 1975, se fundó Giorgio Armani S.P.A., y su primera colección fue lanzada al siguiente año, un ready-to-wear masculino de primavera/verano. Si bien, Armani produjo una colección femenina al mismo tiempo, sus diseños de vestuario masculino han sido los que lo han llevado a ser reconocido en el mundo de la moda.

La visión de Armani siempre ha sido democratizar la moda. Por eso, sus diseños se han centrado en presentar colecciones para todo tipo de público, lanzando líneas de vestuario que mantienen el estilo y la calidad a precios más accesibles. Además de esto, a Giorgio siempre le ha parecido que una parte importante de los diseños tiene que ver con la promoción que se hace de ellos. Y hay varias maneras de hacer marketing de vestuario. Armani se destaca como uno de los diseñadores que ha utilizado su alianza con el cine para mostrar su trabajo, habiendo confeccionado el vestuario para más de 100 producciones cinematográficas, entre las que destacan los clásicos The Untouchables (1987) de Brian de Palma, y  American Gigolo (1980), así como también, los trajes de Christian Bale para The Dark Knight (2008) y el vestuario de Brad Pitt para Inglourious Basterds (2009).

Después de los 80, Armani comenzó a expandirse y ampliar acuerdos comerciales. Se instaló en varios países, incrementó sus tiendas y aumentó sus líneas de productos, sumando los lentes Armani, calcetines, una colección de regalos, perfumes y una línea de vestuario “básico”. Entre las mayores innovaciones que Armani realizó se encuentran: ser el primer diseñador en haber prohibido que su marca fuese mostrada por modelos con un índice de masa corporal inferior a 18, después de que la modelo Ana Carolina Reston muriera por anorexia.

La exhibición que el Museo Guggenheim preparó el año 2000 fue la primera exposición realizada de un diseñador vivo. El éxito de dicha instancia llevó a que la exposición se repitiera en Roma el 2004. En ella se han mostrado los logros más relevantes del diseñador, agrupados en diferentes momentos de producción. Por ejemplo, un grupo hizo hincapié en el impacto de los diseños de Armani en la constitución del look moderno y andrógino. Esperamos que la exposición siga repitiéndose, porque aún queda Armani para rato.

Imágenes: armani.com/ thefashionisto.com/ vogue.fr/ time.com/ gq.com

Comentarios

También te puede interesar

Deja una respuesta