Las mantas de Lesotho, un viaje al sur de África de la mano del fotógrafo Joël Tettamanti

Las mantas de Lesotho, un viaje al sur de África de la mano del fotógrafo Joël Tettamanti

Vivir en África y retratar una de las manifestaciones culturales de indumentaria más características de uno de sus pueblos, Lesotho, ha sido parte de la tarea del fotógrafo, diseñador gráfico y viajero intercontinental, Joël Tettamanti. Las mantas KOBO –en inglés KOBO blanquets– son la vestimenta tradicional de esta zona geográfica instaurada como monarquía parlamentaria, la cual se caracteriza por tener una geografía rodeada por montañas, suelos áridos y temperaturas extremas. Ante ese escenario, la manta KOBO cumple la función de abrigar y proteger de las bajas temperaturas, así como agregar color y distinción entre los habitantes que la usan. 

De distintos tamaños y para diferentes ocasiones, los diseños las mantas KOBO son una adaptación de las telas europeas que los habitantes de Lesotho recibieron a mitades del siglo XIX, cuando al sur de Africa llegó la colonización europea. En ese entonces, la gente de Lesotho elaboraba sus prendas a partir de piel de animales; pero el clima extremo, los desastres naturales y las sequías, hicieron que el material se hiciera cada vez más escaso, haciendo atractiva la oferta europea de ropas confeccionadas a partir de fibras como lana y algodón. Al pasar los años, las mantas que en un principio eran blancas con tonos ocre o rojizos, pasaron a adquirir diseños gráficos más llamativos con variedad de colores y dibujos, convirtiéndose en la prenda tradicional del pueblo.

Ante ese escenario, un pequeño Joël Tettamanti llegó a vivir a Lesotho junto a su familia, por ahí por la década de los 90. “Yo viví y crecí en Lesotho cuando todavía era un niño. Para mí, esas mantas son un elemento autóctono de la gente que conocí allí, pero también una prenda que podrías encontrar junto al resto de cosas que teníamos en la casa”, recuerda Tettamanti, al momento de preguntarle por el significado que adquirieron estas prendas en su vida. Hoy, las mantas KOBO son parte del trabajo fotográfico insignia de este diseñador gráfico suizo, en conjunto con un portafolio de retratos geográficos de todas partes del mundo.

“La manta es fascinante porque sus dibujos se refieren a los reyes y dioses del pasado […] y hay entre 5 ó 7 modelos como mínimo”, agrega el fotógrafo. En la actualidad, las mantas KOBO cuentan con modelos diferenciados tanto para hombres como para mujeres, donde ellos ocupan un atuendo amarrado en la parte superior del hombro derecho y ellas sujetas en la zona central del busto. También existen vestimentas que están elaboradas para funcionar como indumentaria simbólica en momentos importantes como nacimientos, matrimonios y autoridades como el rey, la reina o distintos tipos jefe.

La manta en sí es transversal, ya que todos los habitantes en Lesotho poseen una, y si bien su origen se encuentra en el mestizaje de épocas coloniales, actualmente es una muestra más del diseño de indumentario autóctono de la zona.

Imágenes de tettamanti.ch

Comentarios

También te puede interesar

Deja una respuesta