VLC Man: El eterno estilo de Elvis Presley

VLC Man: El eterno estilo de Elvis Presley

Elvis Presley es uno de los grandes íconos de todos los tiempos. Su increíble talento no solo lo llevó a lanzar más de 10 álbumes en toda su carrera, además de compilaciones, soundtracks y discos en vivo; sino también a protagonizar numerosas películas durante la década de los 50′ y 60′, en una prolífica, veloz y exitosa carrera.

Desde pequeño, Elvis estuvo influenciado por el blues, el góspel y la música afro-americana, y por eso, en sus primeras transmisiones a través de la radio, el público general confundía su imagen y solía pensar que el artista tras la voz del auricular era de raza negra. No obstante, rápidamente la imagen de Elvis se hizo visible y su inusual talento vocal lo coronó como uno de los más grandes cantantes de los 50′.

Es indudable el atractivo físico de Elvis. No solo su voz, sino también su estilo masculino fue objeto de idolatría por las féminas de la época. “Fue hermoso, asombrosamente hermoso”, en palabras del crítico Mark Feeney. Incluso, el director de televisión Steve Binder, sin ser fan de Presley, comentó: “soy heterosexual y tengo que decirte esto, es imposible dejar de mirarlo, ya seas hombre o mujer. Él era así de guapo. Incluso, si nunca hubieses sabido que él era una estrella, no habría sido diferente. Cuando él entraba a una habitación, tú sabías, de inmediato, que alguien especial se presentaba”.

Su estilo a la hora de actuar o cantar, tanto como su belleza física, fue la razón primordial de la imagen erotizada de Presley. En 1970, el crítico George Melly lo describió como “el maestro de la sonrisa sexual, que trata a su guitarra como una mujer y como un falo al mismo tiempo”.

Incluso, aunque Presley fue comercializado como un ícono heterosexual, algunos críticos culturales han establecido una ambigüedad tras la imagen masculina. En 1959, Peter John Dyer de la revista Sight and Sound describió su personalidad como “un atractivo agresivamente bisexual”. Las diversas alianzas que Presley tuvo que establecer para la pantalla grande —con Natalie Wood en los 50′, Connie Stevens y Ann-Margret en los 60′, y Candice Bergen y Cybill Shepherd en los 70’— tenían por objetivo primordial reforzar la imagen de sex symbol que rodeó al artista durante su vida.

Hoy en día, Elvis es más que un cantante o actor; es un símbolo de la cultura popular. En tanto catalizador de la revolución cultural que significó el rock and roll, su labor fue central para definir el género musical, así como también para hacerlo la piedra angular de la cultura juvenil y la actitud rebelde. La gran figura de Elvis está compuesta tanto por sus logros como por sus fracasos. Ambos componentes han fundado la imagen de una de las más grandes imágenes masculinas de todos los tiempos.

Imágenes IMDb

Comentarios

También te puede interesar

Deja una respuesta