¡Así se predecía qué vestiríamos en el futuro!

¡Así se predecía qué vestiríamos en el futuro!

En la sociedad contemporánea existen ciertas empresas dedicadas a predecir las tendencias del futuro. Investigaciones de mercado, análisis y estudios son capaces de decirnos qué es lo que estaremos usando, comiendo o haciendo en un par de años más. De estas empresas hay muchas y sus clientes son incontables y de todo nivel. Ya sea Chanel o Zara, todos trabajan con estas organizaciones para producir en base a sus resultados. Pero por allá por 1893, un hombre quiso jugar el mismo papel y publicó sus predicciones sobre cómo sería la moda entre los años 1905 y 1993… aquí sus resultados.

Las ilustraciones provenientes de finales del siglo XIX muestran cómo vestirían hombres y mujeres durante el siglo XX. “Future Dictates of Fashion”, que fuera ilustrado y escrito por W. Cade Gall, fue un cuento de 10 páginas publicado en la revista británica The Strand. La historia habla de un hombre que encuentra en la biblioteca personal de un anciano un libro proveniente del futuro, específicamente 100 años más tarde, es decir, en 1993. En ese libro, además de ver atuendos del próximo siglo, se predecía que durante los años ’40 la moda tomaría un carácter científico, pasando a ser materia de estudio en las universidades.

Durante las 10 páginas de extensión del cuento, el autor se permite decir que las prendas que vuelven son las más excéntricas (como sombreros, calzas, chaquetones y zapatos) y cree que el reinado de algunos colores y formas está por morir ya a finales del siglo XIX: “Es un placer conocer (…) que el largo reinado del color negro está condenado (…) El nuevo siglo, en su nacimiento, verá el negro relegado al pasado”, dice en base a la amplia gama y variedad de colores de los supuestos nuevos trajes del futuro. Si bien no es más que un cuento de ficción, sus imágenes sirven como precedente para entender de donde podrían provenir algunas tendencias y el modo en que los habitantes del planeta de finales de 1800 pensaban sobre el modo en que nos vestiríamos un siglo después.

Imágenes: Rpp.com

Comentarios

También te puede interesar

Deja una respuesta