Entrevista a Juan Andrés Rivera y Felipe Olivares, diseñadores teatrales a cargo de Safari para Divorciadas en Teatro del Puente

Entrevista a Juan Andrés Rivera y Felipe Olivares, diseñadores teatrales a cargo de Safari para Divorciadas en Teatro del Puente

La carrera de diseño teatral es poco conocida en nuestro país. La única escuela que se ha caracterizado por formar profesionales en esta disciplina –que se concentra en abordar temáticas específicas como iluminación, vestuario y escenografía para presentaciones artísticas–, ha sido la Universidad de Chile. Este año recién se consolidó un gremio con profesionales de la carrera bajo la Asociación de Diseñadores Teatrales de Chile, y como resultado, el premio a las artes nacionales Altazor incluyó por primera vez la categoría “Diseño Escénico”. Aquí entrevistamos a dos de los nominados para dicha categoría, Juan Andrés Rivera y Felipe Olivares, más conocidos como Los Contadores Auditores, nombre de su compañía de teatro, que se encuentra presentando su séptima obra llamada “Safari Para Divorciadas” en el Teatro del Puente del Parque Forestal.

“Safari”, como a ellos les gusta referirse a su obra, es uno de los estreno exclusivos del circuito teatral Teatro Hoy, organizado por la Fundación Teatro a Mil, y cuenta la historia de cómo un grupo de mujeres chilenas de clase alta viaja a un safari en África para realizar una exclusiva y novedosa terapia de divorcio. La comedia es delirantemente negra y parodia a los grupos más conservadores de nuestro país, mediante el absurdo.

-¿Cómo partieron trabajando juntos?

-Juan Andrés: Los dos estudiamos Diseño Teatral en la Chile y egresamos juntos el 2007. Cuando salimos, altiro quisimos hacer cosas juntos. Felipe diseñaba, yo era director y dramaturgo, y empezamos a hacer obra, tras obra, tras obra, todo bajo el seudónimo de Los Contadores Auditores.

-¿Por qué el nombre?

-Felipe: Porque nos gusta ser “contadores” de historias.

“La Tía Carola” (2011), “Cho: que en coreano significa hermoso” (2012) y “En busca del Huemul Blanco” (2013), son algunas de las obras que han caracterizado y puesto en el mapa a esta dupla de diseñadores. La primera cuenta la historia de una profesora suplente que llega a enseñar a un jardín infantil de niños súper dotados, que además son hijos de gente muy rica, la segunda se inspira en el atentado de Virginia Tech cuando el estudiante Cho Seung-Hui mató a más de 30 personas, y la última habla de la búsqueda de una criatura mítica al sur de Chile por un grupo de albinos compuesto por personajes como un atleta a punto de desmayarse, un viejo insoportable, una gordita que sabe tocar la guitarra, una neurótica sabelotodo y un galán de mala muerte. En “Safarí para divorciadas” en tanto, los personajes son puras mujeres…

-¿Cuál es el objetivo general de esta última obra y la representación de lo femenino a la que quieren llegar?

-Juan Andrés: El objetivo, tanto de la compañía como de esta obra, es siempre entretener al público y proponer temas de conversación o miradas críticas respecto a temas de contingencia. En este caso, tiene que ver con una crítica a cómo los modelos de lo femenino se instalan desde la televisión y los medios; cuál es la imagen que se nos vende y cómo es la mujer ideal o perfecta. Nosotros nunca decimos “esto es lo bueno, o esto es lo malo”, pero la obra sí pone en crisis esas imágenes femeninas medias falsas y estereotipos creados, a través de la comedia.

-En cuanto al diseño de vestuario, ¿cómo abordan el proceso de elaboración y confección de ropa?

-Felipe: Lo que a nosotros nos gusta es crear personajes. Entonces encontramos que el vestuario es una gran ayuda para completar y encaminar tanto la historia ficticia de cada uno de estos, como de la obra completa.

-Juan Andrés: Siempre es un proceso que parte desde el principio. Cuando pienso la obra, también lo hago en términos de diseño –ya sea de vestuario o escénicos– a lo que después se suman Felipe y la Gabriela Sánchez, que es otra diseñadora teatral que integra la compañía, con todo lo que ellos imaginan que debería estar presente en términos de estética.

Es un proceso largo también, porque al principio tenemos una imagen de lo que queremos, pero –como el teatro es pobre y hay poca plata– hay un largo proceso de ajustes. “¿Cómo con estas cuatro chauchas hacemos que unas viejas cuicas y africanas terroristas, medias Pussy Riot, se vean bien?”, ésa fue la pregunta de diseño para “Safari”.

-Felipe: Igual nosotros antes veníamos del “Huemul Blanco”, que era una obra que hicimos muy minimal, donde todo era solamente blanco o negro; entonces, cuando empezamos a hacer “Safari” dijimos: “No, vámonos a los estampados altiro” y ése fue nuestro punto de partida para cada prenda.

-¿Las compran hechas, las mandan a confeccionar a medida, van a comprar ferias…?

-Juan Andrés: Generalmente lo que más nos gusta es comprar la ropa usada y hecha porque tiene una factura que es difícil de encontrar. Cuando uno manda a hacer las cosas, como que estas quedan un poco “muy mandadas a hacer” y no tienen la memoria de una prenda de verdad. Pero en el caso de “Safari” igual confeccionamos algunas prendas que nunca íbamos a encontrar: como el vestuario de las africanas con pantalones de tela medio fluorescentes. Aquí compramos las telas y la Gabi las cosió para las actrices. También hicimos accesorios.

-Felipe: Somos muy de ferias y persas, y diseñamos muy libremente para no tener predisposiciones. Como que diseñamos, y después nos dedicamos a buscar por todas las ferias de Santiago la prenda exacta.

-¿Cuál es el mejor dato de ferias de ropa usada?

-Felipe: Ahora último vamos harto a la de Arrieta, que es parecida a la de Grecia, pero en realidad son varias.

-Juan Andrés: Está la de Arrieta, pero ahí también la de Pudahuel que se pone los jueves, y otra que se pone es Sebastopol que es en Santa Rosa, por el paradero 16, por San Joaquín. Esta última es muy buena y barata.

-¿Quiénes son sus diseñadores de moda referentes?

-Felipe: Siempre usamos los mismos referentes que son Viktor & Rolf, que a mí en lo personal me encanta porque sus desfiles son súper teatrales, pero también los clásicos de la alta costura como Alexander McQueen, Hussein Chalayan y Dior.

-¿Qué es lo más importante del diseño de vestuario y diseño escenográfico para ustedes?

-Juan Andrés: Tiene que ver con la creación de personajes y al mismo tiempo en buscar el humor dentro del vestuario. A nosotros no nos gusta que todo se vea tan bien, de hecho, nos gusta forzar un poco lo grotesco.

-Felipe: El disfraz es una parte importante de nuestra compañía; la peluca es fundamental.

-¿Qué opinan respecto a la situación del diseño teatral en Chile?

-Juan Andrés: Es que el mundo del teatro en sí es súper chico, entonces creo que está a escala; somos tan pocos, que la única escuela que existe es la de la Universidad de Chile.

-Felipe: Somos muy anónimos en nuestro trabajo. De hecho, este es el primer año que hay nominados al Altazor por “Diseño Escénico” y ni siquiera bajo la categoría de “Diseño Teatral”, sino como “Artes Visuales”, y eso es un desconocimiento hacia el área. Encuentro que hay muchos diseñadores talentosos y creativos que efectivamente logran sorprender, pero al final, y más allá de la cultura que sea, el tema es un asunto de recursos. En Chile hay una tendencia que dice “hagamos obras chiquititas para poder moverlas”, donde lo mejor es usar una silla, un jean y una polera, y la mínima escenografía posible para poder viajar más. ¡Eso como que atenta contra todo lo que podría hacerse! Entonces creo que el nivel del diseño teatral es súper bueno, pero falta conocerlo y potenciarlo.

-¿Qué tienen en carpeta para Los Contadores Auditores después de “Safari”?

Juan Andrés: Descansar un poquito… [ambos se rién]… Pero tenemos un proyecto pendiente con la diseñadora Tamara Poblete, alias Rosita Tocornal, y parece que ahora se están armando las cosas para poder hacer algo a fin de año. Aun estamos pensando qué formato, pero creemos que va a ser una especie de evento-desfile con características de perfomance. Queremos que exista una relación entre lo espectacular y lo teatral de nuestra área, con el trabajo artesanal y de vestuario de Rosita.

Fotos vestuario Safari para Divorciadas: Feli Ramírez

Safari Para Divorciadas la puedes ver hasta el domingo 1 de junio en Teatro Del Puente
Viernes y sábado a las 22.00 horas y domingo a las 20.00 horas. Más info aquí.

Imágenes web fototeatro.cl, teatrodelpuente.cl, fitam.cl y facebook/loscontadoresauditores

Comentarios

También te puede interesar

Deja una respuesta