¿Vale la pena revivir las marcas?

¿Vale la pena revivir las marcas?

Charles James, el próximo diseñador que será revivido

Halston, Vionnet y Schiaparelli comparten algo en común: todas son marcas de gloria en el pasado, revividas a punta de inversiones millonarias y manejo que no muchas veces viene de la mano de expertos en moda. Las tres firmas han tenido distinta suerte pero condensan una tendencia que está cada vez más expandida y que incluye revivir marcas antiguas. Pese a la fama, ¿vale la pena revivirlas?

El caso de Halston es quizás el más doloroso. El diseñador ícono de los ’70 no solo vistió a grandes nombres de la moda y el cine, sino también fue el primero en establecer colaboraciones con grandes tiendas permitiendo la accesibilidad a sus prendas. El año 2010, el gigante de las producciones de películas Harvey Weinstein, decidió invertir para traer de vuelta la firma bajo el nombre Halston Heritage, aliándose con la ex diseñadora de Jimmy Choo, Tamara Mellon e incluso involucrando en algún punto a Sarah Jessica Parker como Directora Creativa mientras Marco Zanini y Marios Schwab aparecieron como diseñadores. Halston Heritage no logró posicionarse nuevamente como marca sinónimo de lujo, y varios sitios web y críticos dejaron en claro que todo se trataba de una pobre imitación de la perfecta galería de trajes del mismísimo diseñador de los ’70.

El caso de Schiaparelli es aun más llamativo. La diseñadora que revolucionó la forma de unir la moda y el arte durante los años ’30, no regresó en forma de una nueva marca sino, a través de colecciones cápsula. Christian Lacroix fue el responsable de lanzar una colección tributo en julio del 2013, la cual más que mostrar novedades revolvió los archivos pero con el toque de una leyenda como Lacroix. Pero en enero, Marco Zanini –el mismo de Halston Heritage-, fue el encargado de dar a conocer la colección de alta costura de Schiaparelli, la cual se basó en los famosos vestidos de silueta elegante y alargada. A diferencia de Valentino, marca que se ha posicionado como una nueva fuente de elegancia y estilo sin perder el toque original del diseñador italiano, son varias las firmas revividas sin gloria que se apegan excesivamente a los archivos más que aportar algo nuevo al horizonte. Y eso, más que cualquier cosa, es lo que perjudica la historia en esta tendencia fuerte de los revival. Y ojo que Weinstein ahora planea relanzar Charles James, el último bastión de la gala del MET.

Fotos: Elite is my style, Rare Vintage, Master of the Style, Marie Claire IT.

Comentarios

También te puede interesar

Deja una respuesta