MINK: la primera impresora de maquillaje ha llegado

MINK: la primera impresora de maquillaje ha llegado

La aparición de la impresión 3D ha llegado a revolucionar el mundo de la moda y la inmobiliaria. Casas, cabañas, vestidos, poleras, accesorios e incluso zapatos son la promesa de lo que parece ser la más avanzada tecnología en cuanto a producción. Pero como todo, la tecnología sigue avanzando y personas siguen buscando nuevas formas de utilizar los descubrimientos para hacerlos aún más útiles. Grace Choi, una estudiante de Harvard, se ha enganchado de la aparición de la impresión 3D para lograr lo que para muchas mujeres podría ser un sueño: The Mink, la primer impresora 3D de maquillaje.

Si bien es un proyecto aún en vías de desarrollo, ya ha sido objeto de atención. El proceso es simple: la maquina permite que su dueño seleccione cualquier color, ya sea en base a una imagen descargada de internet, o una fotografía sacada a los labios de alguien que usaba un labial que deseamos o el color de algo que vemos en la calle. Todo puede transformarse en un potencial pigmento para nuestro nuevo maquillaje (ya sea sombra de ojos, labial, base, colorete, etc) Luego de extraer el color hexadecimal a través de cualquier programa de edición fotográfico, solo queda seleccionar el producto y darle al botón “Print”, y en menos de 1 minuto tenemos en nuestras manos nuestro maquillaje.

Según lo expuesto por su creadora, la impresora es posible debido a que la mayoría de los productos cosméticos utilizan una misma base de ingredientes (los cuales están dentro de la impresora), dando una calidad de mercado a cualquiera de las cosas que imprimamos en ella. La idea es obtener mucho más por mucho menos, explica, ya que el precio al que se lanzaría la impresora –durante el segundo semestre del 2015– rondaría los 200 dólares. “Mi público objetivo son mujeres entre los 13 y los 21 años –a una edad temprana es menos probable contar con una marca de cabecera–, pero planeo hablar con bloggers y personas influyentes en la industria y conseguir que se entusiasmen con el producto”, dijo Grace Choi durante su exposición en el evento TechCrunch Disrupt 2014, al momento de preguntarle la verdadera posibilidad de salida del producto a la industria.

Grace se basa en la idea de que la mayoría de los productos de maquillaje vienen casi siempre con los mismos materiales básicos, por lo que solo bastaría definir el costo por “cartuchos”.

Imágenes: Signature9.com/BusinessInsider.com

Comentarios

También te puede interesar

Deja una respuesta