Mamás y diseñadores: Historias para compartir en el Día de la Madre

Mamás y diseñadores: Historias para compartir en el Día de la Madre

Todos sabemos que madre hay una sola y de seguro muchos de ustedes van a celebrar este día con la suya. Por eso, en VisteLaCalle quisimos recolectar un set de imágenes en honor a las madres que formaron, educaron y amaron a los diseñadores de vestuario más reconocidos del mundo de la moda actual. Desde nombres clásicos como Yves Henri Saint Laurent, hasta otros más jóvenes como Alexander Wang y Joseph Altuzarra, aquí revisamos las mejores imágenes de diseñadores y sus queridas madres.

Carolina Herrera

La diseñadora venezolana es la segunda hija de Maria Cristina Passios de Niño y Guillermo Pacanins, una familia bien acomodada de Caracas que vivió del oficio del padre que llegó a ser Gobernador de la capital venezolana y Ministro de Relaciones Exteriores. Su infancia siempre estuvo rodeada de moda y atuendos de alta costura, y fue su abuela la que la llevó a ver un desfile de Cristobal Balenciaga en París, cuando apenas tenía 13 años. Luego de dos matrimonios, Carolina vivió educando a sus cuatro hijas –Mercedes, Ana Luisa, Patricia y Carolina, de las cuales esta última resulta ser ahora su más fiel socia–, para paralelamente convertirse en una exitosa e influyente diseñadora de alta costura, prêt-à-porter, accesorios y perfumes. Aquí una imagen de Carolina con su mamá María Cristina y abajo Carolina con tres de sus hijas.

Yves Saint Laurent y Lucienne Andrée Mathieu-Saint-Laurent

Junto con la revista Vogue, los trajes de noche y vestimentas de Lucienne fueron los primeras influencias y gustos en moda del diseñador Yves Saint Laurent. Antes de incluso entrar a trabajar a Dior, YSL diseñaba algunos de sus trajes pensando en mamá, la misma que lo apoyó y acompañó siempre, incluso hasta su muerte. YSL falleció el primero de junio de 2008, y su madre dos años después.

Alexander y Joyce McQueen

Hijo menor de una familia de seis hermanos, Alexander McQueen se crió bajo el alero y confianza de su madre Joyce McQueen. La relación de ellos siempre fue estrecha, y a ella se la podía ver en la primera fila de gran parte de sus desfiles, o bien en el basktage de los mismos haciendo de anfitriona y ofreciendo catering. Él la presentaba con orgullo, y durante una entrevista especial que concedió en 2004 al diario The Guardian, donde la entrevistadora fue precisamente su mamá, el diseñador admitió que su peor temor era verla morir a ella antes que a él.

Eso pasó. Durante los primeros días de febrero de 2011, Joyce McQueen falleció por causas naturales, y diez días después Lee se quitó la vida. Varios cercanos al diseñador confirmaron que la pérdida de su mamá, la misma que lo había incentivado a lanzarse al mundo de la moda con su postulación al puesto de ayudante en Saville Row, uno de sus primeros trabajos en el circuito, lo había dejado desahuciado.

Alexander y Ying Wang

Ying Wang es el nombre de la mamá de Alexander Wang. Ella fue la primera en regarle una máquina de coser al actual director creativo de Balenciaga y diseñador de su propia marca homónima. La historia de ambos parte en Taiwán, cuando él todavía no nacía, para luego radicarse en San Francisco y posteriormente en Nueva York. La mamá de Alexander Wang trabajó lavando platos, siendo asistente de vuelo, como cajera de banco y posteriormente, con su marido, la exitosa fundadora de un exitoso negocio de plásticos en China. Se dice que eso llevó a que Alexander pudiera a asistir después a universidades como Central Saint Martins y Parsons.

Pedro Lourenço y  Gloria Coelho

El diseñador brasilero es hijo de la diseñadora Gloria Coelho y su papá, también diseñador de modas, Reinaldo Lourenço. Actualmente los tres son nombres obligados de São Paulo Fashion Week, todo gracias a la influencia de la matriarca de la familia. Coelho inició sus estudios de moda en São Paulo. Luego se perfeccionó París y posteriormente comenzó a vender pequeñas colecciones de niño a su grupo de amigas. Entre medio se casó con su asistente, quien luego también se convertiría en diseñador, Reinaldo Lourenço. De esta relación nació Pedro, y en la más reciente edición de SPFW cada uno de ellos presentó su propia colección para la temporada verano 2015.

Joseph y Karen Altuzarra 

La historia del diseñador que partió haciendo su práctica en Marc Jacobs y que ahora tiene su firma homónima siempre contó con la presencia e influencia de su mamá. Desde su infancia en París, la cuna de la moda y la alta costura, hasta que ganó los dos fondos del CFDA/Vogue Fashion Fund, uno de los premios más importantes dentro de la industria de la moda para diseñadores emergentes, a la primera que siempre consultó y llamó fue a su mamá. “La llamé a las 4 de la mañana de París. La desperté, pero fue ella la que empezó a gritar de alegría y felicidad cuando le conté que había ganado”, le confidencia el diseñador a Vogue, algunos días después del premio. Pero eso no es todo, porque desde la creación de la marca Joseph Altuzarra en 2008, Karen siempre ha sido la consultora económica a cargo de las cuentas y del modelo de negocios completo de la firma del diseñador. Una práctica que otros diseñadores como Zac Posen y Alexander Wang también han implementado.

Tommy y Virginia Hilfiger

El impulsor del estilo preppy es el segundo de nueve hermanos. Su mamá Virginia era enfermera y fanática del tartán, o patrón escocés, algo que Thomas reconoció en una posterior entrevista a Harper’s Bazaar, como un el estilo favorito que recuerda de ella cuando era niño.

Isabel Marant y Christa Fiedler

La diseñadora francesa nació y se crió en París, gracias al matrimonio de la modelo alemana y posterior directora de la agencia de modelos Elite, Christa Fiedler, con el publicista, Claude Marant. Fiedler fue maniquí de fotógrafos como Helmut Newton y David Bayley en los ’60, así como portada para revistas como Vogue Paris en la misma década. Si bien el matrimonio de la modelo con el padre de Isabel no duró mucho –debido a que ambos se separaron cuando la pequeña tenía 6 años y ella pasó a vivir con su padre–, la madre de la diseñadora siguió estando presente en la vida Marant, puesto que incluso fue su socia de negocios cuando Isabel lanzó la línea de tejidos “Twen”, que cuatro años después pasaría a convertirse en “Isabel Marant”.

Diane von Fürstenberg y Liliane Nahmias

Si Diane von Fürstenberg es una de las diseñadoras más icónicas del último tiempo, bien puede decirse que la historia de su mamá sirvió a modo de ejemplo. De nacionalidad griega, la madre de la creadora del wrapped dress sobrevivió al Holocausto y a un diagnóstico de infertilidad debido a las lesiones sufridas por el encierro. A pesar de eso, un año y medio después de abandonar los campos de concentración Liliane tuvo a Diane.

“¿Fue tu madre la persona más influyente de tu vida?”, le preguntó la editora de Haper’s Bazaar, Anamaria Wilson, a Diane, en septiembre de 2009, “Sí, pero no soy la única. Las madres son la figura más influyente de la mayoría de las personas. La mía sobrevivió a los campos de concentración.”

Arriba: Liliane y Diane. Al medio: Diane con sus dos hijos Alexander y Tatiana, fruto del matrimonio con el príncipe Egon von Fürstenberg. Abajo: Diane y su actual marido Barry Diller, junto a sus hijos, nietos y otros familiares. 

Imágenes de The New York Times, Elle, Harper’s Bazaar, Glitz, Globalgrind y Dvf. 

Comentarios

También te puede interesar

Deja una respuesta