The Illusionists: La inseguridad vende

The Illusionists: La inseguridad vende

Al parecer el documental se está transformando en el arma favorita de denuncia sobre los actuales paradigmas de belleza. Las constantes polémicas sobre los cánones de la belleza actual, la búsqueda de la perfección y el uso de la moda y la publicidad como referentes inalcanzables, han llamado desde siempre la atención de Elena Rossini, quien bajo su inquietud optó por producir un documental para demostrar cómo la inseguridad es la que vende y cómo esta afecta a la industria de la belleza y a todos quienes nos vemos enfrentados a diario a ella con “The Illusionists”.

[vimeo]http://vimeo.com/89714713[/vimeo]

Estamos constantemente bombardeados por imágenes. La publicidad es capaz de llegar a cualquier nivel con tal de vender su producto, concepto o idea a su público y nosotros nos vemos inmersos en ella. Elena Rossini ha investigado durante algún tiempo y ha logrado reunir el testimonio de científicos, políticos, activistas, editores, diseñadores, publicistas y otros especialistas para analizar y descubrir de qué manera el cuerpo y el rostro idílicos son el objeto de consumo que más desean conseguir los compradores y como pareciera ir unido al éxito en lo económico, lo profesional y lo familiar.

El documental está presentado bajo la siguiente sentencia: “El sexo vende. Pero, algo vende aún más: la inseguridad. Industrias multimillonarias saturan nuestras vidas con imágenes de una belleza inalcanzable, exportando el desprecio por el cuerpo desde Nueva York hasta Beirut y Tokio. Su objetivo: las mujeres, y cada vez más hombres y niños. “The Illusionists” voltea el espejo de los medios, exponiendo las absurdas, a veces cómicas, e impactantes imágenes que buscan esclavizarnos”. Durante la hora y media de documental, diversos testimonios y reflexiones apuntan a confirmar la teoría de Rossini: mientras más inseguros, mejores consumidores somos. Consumimos para cumplir los requerimientos de la moda, la belleza, el maquillaje, la cirugía, las dietas y el Photoshop.

Comentarios

También te puede interesar

Deja una respuesta