Toe-besity: las cirugías para obtener pies de calzado de diseñador

Toe-besity: las cirugías para obtener pies de calzado de diseñador

Al parecer la cirugía plástica aún no encuentra límites que la detengan. Si bien partió como una búsqueda de rejuvenecimiento, para luego ponerse implantes o sacarse excesos, llegó incluso a verse influenciada ante la llegada de las selfies y la gran cantidad de personas interesadas en poseer rostros “aptos” para este tipo de fotografía. Pero ahora ha aparecido una nueva tendencia que marca pauta en las más importantes clínicas estéticas de Beverly Hills y poco a poco en New York y algunas ciudades de Europa: cirugía de pies para calzar zapatos de diseñador.

Sí, tal cual como suena. Cientos de mujeres acuden a sus cirujanos en busca de los pies perfectos. Ya sea la operación Cenicienta (en la cual se eliminan los juanetes del pie), el “Perfect 10” (para acortar los dedos), el “Model T” (para tener un pie más alargado) o incluso el Feed-Tuck (implante de grasa para evitar el dolor de usar tacones muy altos), este tipo de operación va en aumento, y según declaran los cirujanos siempre es bajo un mismo objetivo: conseguir encajar sus pies en zapatos de diseñador para pies finos y delicados. El tema se ha vuelto una controversia en redes sociales desde que se viralizó la existencia de la operación, puesto que los cirujanos además develaron operaciones que les eran requeridas, pero a las que ellos no han querido acceder, como liposucción de dedos del pie o incluso eliminación de un dedo para encajar en los zapatos con puntas más estrechas.

La llamada “Toebesity” se toma los centros quirúrgicos y algunos cirujanos incluso se atreven a agradecer a diseñadores como Manolo Blahnik, Nicholas Kirkwood o Christian Louboutin por incrementar sus negocios, puesto que son los 3 diseñadores más nombrados por sus clientas. Está claro que esta operación no es algo nuevo, ha existido por años –y en un principio por términos de salud para acabar con los dolores óseos o musculares de unos pies abatidos por el tiempo, no por el uso estético–, pero ahora se ha transformado en un must para ciertas fashionistas. ¿Será que la operación trascenderá fronteras convirtiéndose en algo tan cotidiano como lo es ahora una cirugía de nariz, o será un mensaje para darnos cuenta de que debemos empezar a exigir que la ropa sea hecha para nosotros y no nosotros moldearnos para caber en la ropa?

Imágenes: http://nymag.com/thecut

Comentarios

También te puede interesar

Deja una respuesta