Paninaro: jóvenes italianos amantes de la moda

Paninaro: jóvenes italianos amantes de la moda

A principios de la década de los 80, una nueva escena juvenil se fue asentando poco a poco en Milán, para expandirse eventualmente hacia el resto de Europa. Dicha escena tomó el nombre del lugar de reunión más habitual de estos jóvenes italianos en el Panino cafè: Paninaro.

Paninara en femenino y paninari en plural, este grupo adolescente se caracterizó por su modo de vida consumista y globalizado, representado mediante cadenas de comida rápida —en oposición a la comida tradicional—. Aunque con el tiempo, los lugares de reunión habituales se trasladaron hacia Piazza San Babila, donde Burghy —una cadena italiana de comida rápida que hace años ya no existe— recién había abierto su primer local.

Varias son las características que identificaron a esta escena italiana. Básicamente, el epíteto designaba a los jóvenes adinerados, más tarde incluso a aquellos de clase media, que se distinguían por vestir ropa de diseñador. Es por esto que el movimiento después fue familiarizado tanto por su consumismo como por su fanatismo por la moda. De esta manera, Paninaro se apartaba totalmente de las generaciones anteriores que habían sido anticonsumistas e idealistas políticamente, enfocando su deseo en el gasto excesivo, fomentado gracias al Tatcherismo y a las políticas económicas promovidas por Ronald Reagan, en un contexto donde el mercado estaba mucho menos regulado.

Paninaro ostentó diferentes marcas de diseñadores, preocupándose de detalles tan mínimos como los calcetines o la ropa interior. Entre estas se cuentan las botas Timberland, los jeans Levi’s 501 y la chaqueta de aviador MA-1 de Alpha Industries, llamada bomber internamente. Además, incorporaron zapatos náuticos Sebago o zapatillas Vans, calcetines Burlington, jeans Armani, pantalones de cotelé Americanino o Rifle —doblados en el tobillo—, cinturones El Charro con hebillas grandes estilo tejano o del oeste, polerones Best Company, chaquetas de aviador Schott y chaquetas Moncler, además de mochilas en fuertes colores marca Invicta. El diseñador Olmes Carretti colaboró con la marca náutica Henri Lloyd para confeccionar su icónica chaqueta Consort que fue muy utilizada por los paninari.

Además de la vestimenta, privilegiaron el uso de varias marcas de motocicleta, entre las que se cuentan la Zundapp KS125, la Laverda 125, entre otras. Incluso, llegaron a tener publicaciones en papel con los periódicos Paninaro, Preppy y Wild Boys (en honor a la canción de Duran Duran del mismo nombre), los que contenían mucha publicidad, artículos de moda y cartas de los lectores.

La escena Paninaro fue retratada de diversas maneras. En toda Europa, el movimiento fue expandido por la canción de culto Paninaro (1986) de los Pet Shop Boys, además de It’s a sin del mismo grupo, la ya mencionada Wild Boys, Samurai de Michael Cretu, C’mon c’mon de Bronski Beat y The Edge of Heaven de Wham!.

La juventud italiana tuvo un gran potencial durante la década de los 80. La escena Paninaro no solo contribuyó a acrecentar el consumismo, sino a respetar la diversidad de género al albergar una buena parte de la comunidad homosexual. Con esto, demostraban que una nueva generación estaba lista para empoderarse del mundo y generar nuevas tendencias, a través del culto a la música, la comida rápida y las mejores marcas de moda.

Imágenes: vitrinegallery.co.uk/ thisisavintagewall.wordpress.com/ settezerosette.it/ thehovian.co.uk/ izquierdacasual.com/ oipolloi.com/ docmanhattan.blogspot.com/ milnyc.blogspot.com/ milaonasmaos.it/ clustermagazine.it/ peioaguirre.blogspot.com / dagospia.com

Comentarios

También te puede interesar

Deja una respuesta