Friends, una serie de culto

Friends, una serie de culto

Es una de las series estadounidenses más famosas de los últimos tiempos. Friends comenzó sus grabaciones en plena década de los 90, y sus 10 temporadas la llevaron a ser considerada una serie de culto. Varias nuevas producciones de la televisión han sido comparadas con la serie de David Crane y Marta Kauffman —justa e injustamente—, entre las que destacan la recientemente finalizada How I Met Your Mother. Pero sin duda Friends ha sabido mantener su genialidad intacta. El final de la serie, que salió al aire el 6 de mayo del 2004, fue visto por cerca de 52,5 millones de televidentes norteamericanos, posicionándola en el 4to puesto de los finales de televisión más vistos en la historia.

El argumento de la serie es conocido. Seis amigos que viven en Manhattan comparten sus vidas en torno a un café citadino llamado Central Perk. De hecho, originalmente la serie había tomado varios nombres, entre ellos Insomnia Cafe y Friends Like Us. Los personajes crecen durante el transcurso de las temporadas hasta cambiar realmente sus vidas al final, siempre con respecto al comienzo. No obstante, su amistad —e incluso algunas relaciones amorosas— permanecen en el tiempo.

Cada uno de los personajes tiene diferentes estilos. Las primeras temporadas tienen marcadas referencias al estilo noventero debido a la época, con prendas de aumentado tamaño y mucho denim. Por ejemplo, las mujeres levantaban su flequillo, mostrando cabellos voluminosos. Sin embargo, con el tiempo cada uno va construyendo una imagen propia.

El personaje de Jennifer Aniston —Rachel Green— es el más interesado en definir un look propio. Si bien, al comienzo es presentada como la típica hija nacida en cuna acomodada, con el tiempo el personaje se independiza y termina trabajando en Ralph Lauren, una de las casas de moda más importantes del mundo. El look de Rachel es relajado, con un extremo cuidado en las combinaciones que logra, sin colores estrafalarios ni prendas vanguardistas.

Al contrario, el personaje de Lisa Kudrow  —Phoebe Buffay— es la hippie del grupo. La mente más perspicaz con creces, Phoebe suele llevar vestidos largos y anchos, de colores llamativos y estampados complejos. Su ocupación se liga íntimamente a su look: es masajista, además de guitarrista amateur en Central Perk.

Por otro lado, Monica Geller —el personaje interpretado por Courteney Cox— es la neurótica por excelencia. Cocinera, excesiva con la limpieza y el orden, y con un pasado que la persigue por su exceso de peso, muestra un look relajado y cada vez más maduro. Junto con Jennifer Aniston, pasan de un look más descuidado a uno mucho más ejecutivo, con blusas, faldas y pantalones con tintes más formales.

Los hombres también cambian durante el transcurso de los años. Al principio, ostentan camisas y suéteres muy anchos. Pero con el tiempo se van adaptando a las nuevas tendencias. Ross Geller, el hermano mayor de Monica —interpretado por David Schwimmer— es el nerd. Paleontólogo de profesor, suele llevar trajes con parches en los codos en tonos oscuros y camisas en colores tradicionales. Estuvo enamorado de Rachel, que era la mejor amiga de su hermana Monica, desde el colegio. Durante la serie están juntos, aunque por diversas razones suelen terminar y tener otros amoríos pasajeros. Al final de la serie, todos los fanáticos disfrutamos viendo a Ross y Rachel por fin juntos.

Matthew Perry interpreta a Chandler Bing, el personaje que nunca se sabe en qué trabaja hasta que se hace publicista casi a mitad de la serie. Es el bromista del grupo. Suele usar camisas arremangadas y chalecos sin mangas, o simplemente poleras. En un capítulo de Halloween, Joey se disfraza de Chandler de esa manera. Chandler mantiene un relación escondida con Monica durante harto tiempo, hasta que los demás lo descubren. Con el tiempo se casan y adoptan mellizos.

Por último, Joey Tribbiani, interpretado por Matt LeBlanc, es el seductor actor de teatro y telenovelas. Al comienzo de la serie es muy habitual ver a Joey en blue jeans claros y poleras blancas. Con el tiempo, su estilo se desarrolla y ocupa muchas camisas, tanto lisas como con patrones, y chaquetas de cuero, entre otras prendas.

Todos los personajes de Friends aportan lo necesario para que, tanto la comedia como el drama, transcurra de manera equilibrada, dejando a los espectadores satisfechos con cada capítulo. Sin cada uno de ellos, la serie no hubiese sido posible y los fanáticos no nos preguntaríamos cuándo va a llegar el día en que los productores decidan hacer el esperado reencuentro de este querido grupo de amigos. Y si no lo hacen nunca, no importa, porque no nos aburrimos de ver los mismos capítulos una y otra vez.

Imágenes: romancebandits.com/ bloggang.com/ valleymagazinepsu.com/ negrowhite.net/ tucumanalas7.com.ar/ tumblr.com

Comentarios

También te puede interesar

Deja una respuesta