El renacer de la firma Carven

El renacer de la firma Carven

En los años ’40, el boom de diseñadores que siguieron la línea del new look de Christian Dior recién comenzaba a aparecer. Sin embargo, pocas marcas destacaron creando un estilo propio, entre ellas la que Madame Carven fundó en 1945 y que llevó su apellido: Carven. Famosa en todo el mundo por sus perfumes y sus vestidos estampados femeninos, la casa de moda es hoy sinónimo de nuevas fuerzas y popularidad en la generación actual gracias al exitoso Director Creativo, Guillaume Henry.

 

Ma Griffe era el nombre de su famosa fragancia –que en Chile era altamente popular durante los años ’80–, la que estaba inspirada en uno de los vestidos más famosos de Madame Carven. Pero cuando ella dejó su puesto creativo en 1988,  fueron varios los nuevos diseñadores que trataron de ponerse a la altura de una marca que incluso apareció en una canción –bajo el éxito de 1948 y Jacqueline François–, hasta que en el año 2009, Guillaume Henry revitalizó la firma. Henry trajo nuevas ideas que homenajearon a los clásicos vestidos estampados, trajes juveniles de noche y abrigos de Carven.

Hace un par de temporadas, el éxito de Henry en Carven apareció bajo la mirada del abrigo rosa; la firma fue una de las pioneras en imponer esta prenda en calles y pasarelas. Al más puro estilo de otras como Céline, Carven se corona como una de las favoritas de jóvenes estrellas, editoras de moda y mujeres que viven buscando prendas refinadas, pero modernas. Alexa Chung por ejemplo, es una de las que adora vestir con sus trajes cortos y sus vestidos, al igual que en los ’50 y ’70 vestían aquellas famosas que deleitaban con sus estilos. O las azafatas que imponían sus trajes en 1978, cuya etiqueta decía Carven.

Fotos: L’Officiel, Daily Mail, Carven.

Comentarios

También te puede interesar

Deja una respuesta