Obras de arte a partir de retazos de tela: El inusual camino del artista Tully Satre

Obras de arte a partir de retazos de tela: El inusual camino del artista Tully Satre

Todos alguna vez hemos cortado un par de jeans para convertirlos en shorts, sin embargo pocos se han preocupado de hacer algo útil con la mezclilla que queda. Tully Satre usó el sobrante para convertirlo en una obra de arte, de la misma manera que alguna vez usó su cortina de baño de algodón para crear una de sus piezas. A este artista de Chicago  –que actualmente reside en Chile– los materiales convencionales no lo llenaban por completo, por lo que decidió experimentar primero con huincha aisladora… pero la cinta no le dio a sus obras el relieve que esperaba. En la búsqueda del material perfecto, se dio cuenta que siempre había estado rodeado de él: los lienzos sobre los cuales sus compañeros del Instituto de Artes de Chicago plasmaban sus pinturas. Los podía recortar y manipular a antojo para darle a sus obras la profundidad que buscaba. Luego de los lienzos, vinieron toda clase de telas, las que recorta en tiras de distintos tamaños para luego superponerlas y completar su trabajo. “Cuando descubrí el barrio Independencia, pensé que había llegado al cielo”. 

Retrato de Tully Satre por Jon Jacobsen, 2013

A través de trazos verticales y horizontales de tiras de distintos tamaños y grosores, Satre va creando un tejido entrelazado que finalmente se transforma en un cuadro. El género le da volumen y textura a su trabajo, creando una especie de rejilla. La mayor parte del tiempo usa lienzos, pero los tipos de telas que usa son de un registro amplio. Incluso ha usado banderas en tiras como material de sus obras, pero él explica que su intención es más puramente artística, que con un sentido político: “Me gusta trabajar con banderas porque son, al mismo tiempo, imágenes y objetos. Son una imagen abstracta, pero también un objeto que existe en el espacio físico”. Las tiras de género pueden estar pintadas previo al ensamble del entrelazado o con posterioridad a ello, para luego ser fijadas a la parte posterior del cuadro.

Satre llegó a Santiago desde Londres, siguiendo a su pololo chileno. La relación terminó, pero decidió quedarse, porque Chile le representa un desafío en todos los sentidos: “Estoy rodeado por un idioma y una cultura totalmente diferente a los míos, lo que me hace aproximarme a mi vida diaria desde un ángulo distinto”. Luego de estudiar en el Instituto de Artes de Chicago, su cuidad de origen, se perfeccionó en el Royal Academy de Londres, cuidad en la que actualmente tiene una exhibición, bajo la curatoría de la renombrada Saatchi Gallery. Satre vive actualmente en Santiago y trabaja en una muestra que será exhibida en nuestro país durante el segundo semestre de este año.

Comentarios

También te puede interesar

Deja una respuesta