El estilo de Kurt Cobain a 20 años de su muerte

El estilo de Kurt Cobain a 20 años de su muerte

Es difícil tratar de poner en palabras lo que Kurt Cobain significó, no solo para el mundo de la música, sino para el mundo en general. Artista y músico norteamericano, fue líder de una de las bandas más influyentes de los años 90, lo que lo llevó a convertirse en el vocero de toda una generación. Hoy rememoramos su corta vida junto a su irreverente estilo a 20 años de su trágica muerte el 5 de abril de 1994.

Kurt Cobain nació el 20 de febrero de 1967 en Washington. Durante su niñez pudo desarrollar su lado más musical gracias a la directa influencia de su tía Mari Earle, guitarrista que solía tocar con diferentes bandas por todo Grays Harbor County; además de una parte de su familia que se había dedicado en el pasado a la música, como su tío materno que había sido parte de la banda The Beachcombers, y su tío abuelo que había hecho carrera como tenor. Por eso, desde los 4 años empezó a tocar piano y a cantar. Escuchó bandas como los Ramones, The Beatles y Electric Light Orchestra.

Con el tiempo su familia se descompuso. Sus padres se divorciaron, rehicieron su vida —su madre se casó con un hombre que la violentaba y su padre tuvo otro hijo con su nueva esposa—. Kurt estuvo a cargo de otra familia porque su padre no podía cargar con su comportamiento errático, insolente y rebelde. En el colegio empezó a hacer bullying a otros niños. Todo este síntoma del quiebre de su familia se manifestó con mucha fuerza durante su adolescencia, hasta que logró canalizarlo a través de la creación musical. Porque de eso se trata el grunge, de canciones profundamente angustiosas que rayan en la rabia, la apatía y la melancolía. Para Kurt Cobain, la música significó una liberación: por eso formó Nirvana.

El tipo de música que compuso Cobain tiene mucho que ver con sus looks. Los años 90 fueron el contexto perfecto para que la rabia adolescente se canalizara mediante la música y un estilo de vestuario andrajoso y descuidado. Frecuentes son los jeans apretados —sobre todo rasgados o parchados—, camisas escocesas o poleras de talla grande, suéteres grandes, y converse desaliñadas o botas Dr. Martens. Kurt Cobain también usó lentes Ray-Ban —de sol y ópticos— y prendas de líneas, como camisetas Breton o su famoso suéter de lana rojo y negro.

Con el tiempo, los seguidores de Cobain comenzaron a adaptar su look al estilo del músico, sobre todo porque él no era el único que cultivaba ese tipo de vestuario. El grunge surgió como un estilo musical que tenía una imagen compuesta de manera desarreglada y anticomercial, muy a tono con las típicas guitarras distorsionadas y voces guturales de las bandas.

Hoy, Kurt Cobain es un ícono cultural, casi al mismo nivel que Marilyn Monroe o James Dean. Su gran talento musical y su irreverente estilo conquistaron a toda una generación desesperanzada del mundo, que apaleó sus faltas cotidianas con el éxtasis rítmico y las drogas que desde siempre han acompañaron al rock. Muchas veces, el estilo grunge ha sido renovado. Por ejemplo, la colección de Saint Laurent Otoño 2013 incluyó looks con suéteres a rayas negras y rojas, y camisas anchas escocesas. Seattle, como cuna de la escena grunge, no hubiera sido lo mismo si Kurt Cobain no hubiese existido. Por eso lo recordamos y queremos.

Comentarios

También te puede interesar

Deja una respuesta