Entrevista a Esteban Mulleady, diseñador argentino

Entrevista a Esteban Mulleady, diseñador argentino

Por el momento no vende sus prendas, una decisión que justifica en base a que diseñar equivale a una catarsis más que a una propuesta comercial en su caso. Pese a ello, Esteban Mulleady se perfila como uno de los más originales creativos argentinos, en una industria que siempre llama la atención por sus autores. Ideó la pasarela más larga del mundo (con su última colección “Moscú”), se transformó en docente a los 17 años, a los 18 lanzó su marca de ropa y ahora diseña para una marca neoyorquina. Este Licenciado en Diseño de Indumentaria, experto en Ilustración de Moda, Moldería y Confección, sabe cual es su meta. “Quiero llegar a ser una especie de educador de la moda”, nos cuenta entre risas.

[vimeo]http://vimeo.com/85634183[/vimeo]
-Como diseñador argentino y latinoamericano, ¿de qué manera enfrentas el paradigma de dar a conocer tu trabajo y distinguirlo del resto de las propuestas independientes?
Como diseñador latinoamericano, sé que lucho con el tema de la difusión de mis creaciones, pero tengo la convicción que mostrando las creaciones sin importar cuan difícil sea es la clave, además de intentar mostrar colecciones de formas más interesantes para los posibles espectadores. Hay que ir buscando la forma de crearles la necesidad de ir a tus desfiles, ver tus prendas y consumirlas posteriormente, generando el ruido necesario para que los medios se enfoquen en lo que haces. En mi caso lo hago a través de la intervención arquitectónica, con la cual las piezas se fusionan con el paisaje, y también revalorizando el patrimonio cultural de Mendoza.

A muchos diseñadores que se mantienen independientes, les cuesta confabular el hecho de que los conglomerados guían las marcas. ¿Cómo manejarías el conjugar el estilo propio y el de una marca en la era de las grandes empresas?

Creo que un diseñador independiente debe pensar en posicionarse de esa forma, logrando imponer principalmente la unidad de sus productos y crear un grupo consumidor que le dé la posibilidad de sostenerse en el mercado, sin tener que apelar al consumo masificado. Es un trabajo difícil y de seguro muchos de los diseñadores independientes lo sentimos por momentos algo utópico, pero es manejable. Particularmente, por mi experiencia de diseñar para una marca de New York, tengo la posibilidad de tener el contacto con ambas caras del diseño: lo independiente para mi propia marca y lo comercial para otra.


-¿Cuáles han sido los hitos de Esteban Mulleady hasta ahora?

Presentarme en la feria Puro Diseño 2009; mi primera colección grande la cual presenté el 2011 –con 30 modelos en pasarela y dentro de la legislatura provincial–, en un acto casi vandálico. También la presentación de “Moscú” en Krast 2014, siendo el desfile más largo del mundo; mi colección Verano/Otoño 2012 en Valparaíso y diseñar para New York bajo la marca Delfina Balda.

-¿Cómo nace lo de establecer una pasarela en una cancha de basketball, presentando una colección muy sport/urbana?

Esa fue una historia que nace después de diseñar mi ultima colección “Moscú”. Estaba buscando un lugar para realizar la presentación siguiendo con este concepto de intervención arquitectónica. La idea central era trabajar con un espacio relacionado al deporte, ya que los habitantes de la Unión Soviética veían este concepto como un escape del sistema, que les permitía obtener visas para los deportistas y sus familias. Quería dar con una piscina de natación vacía, pero no me permitieron utilizarla; después encontré un estadio de basketball con cancha de madera en estado de abandono, ubicado en pleno centro de la ciudad, y me pareció el lugar justo para contar esta historia, centrada en adolescentes rusos de 1990. Estoy muy conforme con el resultado visual que se logró.

-¿Dónde podemos encontrar las propustas de Mulleady?

Por el momento la marca no se comercializa, solo realizo muestras de colecciones y presentaciones. Esta decisión surge en defensa del diseño independiente; para mí diseñar es un canal que me permite hacer catarsis y no quiero que esté invadido por nada que pueda alterar el resultado estético que tengo en la mente. Es decir, si yo tengo que pensar en mi entorno como diseñador y pensar en un posible consumidor en mi ciudad, he de condicionarme en la elección de materiales y tipologías, por lo cual me limito a no vender en ningún lado.


-¿Cuál es la proyección que estableces de tu marca?

Me gustaría mucho proyectarme a otros niveles y poder intervenir otros espacios en otras ciudades. Quiero llegar a crear un consumidor que esté dispuesto a obtener piezas de autor como tales y mantenerme, en ese caso, como una especie de educador de la moda (risas).


Por último: un ícono, película y canción que te inspiren.

Un ícono: Lee McQueen

Película: “Mondo Trasho” (1969) de John Waters

Canción: “Pilgrim” de MØ

 

Comentarios

También te puede interesar

Deja una respuesta