El debut de Nicolas Ghesquière en Louis Vuitton

El debut de Nicolas Ghesquière en Louis Vuitton

Era lo más esperado por los críticos y asiduos a la marca de lujo Louis Vuitton. En plena semana de la moda de París, el otrora líder y creador del look Balenciaga desde 1997, Nicolas Ghesquière, se preparaba para mostrar lo que sería su primera colección para la firma de lujo, la misma que Marc Jacobs dejó para centrar toda su atención en la marca que lleva su nombre.

“Hoy es un gran día, un nuevo día”, señalaba la primera frase de una carta escrita a máquina firmada por el propio Ghesquière que apareció en los asientos de los invitados, para dar la bienvenida más calurosa que algún diseñador ha dado jamás. De ahí en adelante, todo fue una mezcla fuerte entre el estilo de Balenciaga de principios del 2000 y algunos guiños a Louis Vuitton, incluyendo la modelo Maggie Rizer, quien era rostro de la firma francesa a fines de los ’90.

Freja Beha Erichsen, Liya Kebede y otras modelos aparecieron llevando faldas con tops tejidos y aplicaciones de cuero, en trajes donde predominó el azul, café y blanco. Algunas propuestas se mantuvieron por el lado de los ’60 y el mod estilo Miu Miu, mientras otras eran de lleno algunas imágenes de archivo del propio Ghesquière en Balenciaga –especialmente los pantalones ajustados con parches o los tops con cierres. Sea como sea, el debut de este entrañable director creativo ya disipó la duda del camino que seguirá la marca, uno que a través de las propias palabras de Ghesquière “pretende honrar el legado de Marc Jacobs”.

Comentarios

También te puede interesar

Deja una respuesta