Edie Sedgwick: vida y muerte de una musa

Edie Sedgwick: vida y muerte de una musa

Edie Sedgwick fue hija de la socialité americana. Su tátara-tatara-tatara abuelo paterno –William Ellery– fue uno de los que firmaron la Declaración de Independencia de los Estados Unidos, y a su tátara-tatara abuelo –Robert Bowne Minturn– se le atribuye la creación y promoción del Central Park. Además, fue actriz, modelo e It Girl, conocida por su tormentosa vida y por ser una de las musas de Andy Warhol.

En 1963, Sedgwick comenzó a estudiar escultura en Cambridge, donde frecuentó fiestas con bohemios de élite de la escena social de Harvard. Al poco tiempo decidió dejar Cambridge y mudarse a Nueva York, que en ese momento recibía a los artistas que buscaban saltar a la fama. En Nueva York persiguió su sueño de ser modelo, donde se reunía frecuentemente con antiguas amistades de Harvard, con quienes comenzó a usar drogas.

En 1965, Edie conoció a Andy Warhol, quien la invitó a participar de su famoso estudio, The Factory, y con quien tuvo un corto romance. Las pequeñas apariciones de Sedgwick en dos películas de Warhol –Vynil y Horse– impulsaron a que el director le consiguiera el rol protagónico. En la próxima película Edie saltó directo al papel principal. Con Poor Little Rich Girl (1965), Warhol comenzó una saga de grandes producciones protagonizadas por la carismática Edie. Beauty #2 (1965) fue la película que la coronó como la reina del cine underground en Nueva York.

Para el final de ese mismo año, Edie ya había participado en 8 películas, mostrando no solo su talento como actriz sino también su gran estilo. Su cabello corto –como el de otras modelos de la época, entre ellas Twiggy– promocionó la androginia tanto en la moda como en el círculo cultural de la época. Los párpados bien delineados en negro marcaron su mirada. Su vestimenta variaba mayormente entre calzas apretadas y vestidos cortísimos, camisetas largas, pieles, leopardos y aros chandelier.

Cuando su relación con Warhol se deterioró, Edie se apartó de The Factory. Conoció a Bob Dylan y se enamoró, aunque Dylan ya se había casado secretamente con su novia a finales de 1965. Así se lanzó a buscar por su cuenta nuevos papeles, hasta que en 1967 comenzó a rodar Ciao! Manhattan (1972) –una película underground semi autobiográfica– cuyo rodaje se retrasó debido al frecuente abuso de drogas y distintas hospitalizaciones de la actriz. Las distintas depresiones fueron acrecentadas por la muerte de dos de sus hermanos un poco antes de conocer a Andy Warhol. Y a pesar de que el matrimonio con uno de los pacientes del Cottage Hospital –a quien conoció cuando estuvo internada– la estabilizó positivamente, el uso de drogas y alcohol le quitó la vida a los 28 años de edad.

Ciao! Manhattan logró ser filmada por completo justo antes de la muerte de Sedgwick. A pesar de que Dylan juró que nunca tuvo un romance con ella, las famosas canciones “Just like a woman” y “Leopard-Skin Pill-Box Hat” fueron escritas en su honor. También, la canción “Femme fatale” de The Velvet Underground es inspirada por Edie. Su vida se encuentra retratada en la película de George Hickenlooper Factory Girl (2006), cuyo papel protagónico es interpretado por Sienna Miller. Su atractivo y particular estilo la posicionaron entre una de las artistas más famosas del underground de los 60’s. Su agitada vida la llevó a una muerte temprana, pero las musas viven más allá de su cuerpo en las obras que inspiraron.

Comentarios

También te puede interesar

Deja una respuesta